La ley no prevé que Castro pueda instruir el caso Palma Arena tras jubilarse

  • La Ley Orgánica del Poder Judicial y el reglamento de la carrera judicial prevén la prolongación de funciones como magistrado emérito "exclusivamente para 'formar sala' como magistrado suplente".

Comentarios 2

La sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha manifestado quela solicitud del juez José Castro de continuar la instrucción del caso Palma Arena como magistrado emérito tras jubilarse el próximo diciembre "no se adecúa" a lo previsto por la Ley Orgánica del Poder Judicial. Este pronunciamiento, adoptado por unanimidad, es el acuerdo que se trasladará al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), organismo que debe decidir sobre la solicitud formulada por el juez Castro, ha informado el TSJIB en un comunicado.

Los miembros de la sala de gobierno del TSJIB recuerdan en su informe que en el juzgado de Castro hay "un número significativo" de asuntos pendientes de avanzar en la fase de instrucción por posibles delitos contra Administración Pública, razón por la que se ha dotado de un refuerzo con una jueza de adscripción territorial. Consideran que la prolongación más allá de la jubilación de las funciones jurisdiccionales del titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma "posibilitaría la continuidad de las investigaciones a cargo de quien ya ha venido conociendo de ellas desde su incoación", pero señalan que esta opción no está contemplada en la Ley.

Recuerdan que lo solicitado por Castro no es permanecer en activo como "juez emérito sin más" tras su jubilación forzosa a los 70 años, sino que con esa condición se le permita proseguir la instrucción del caso Palma Arena hasta su culminación. La Ley Orgánica del Poder Judicial y el reglamento de la carrera judicial prevén la prolongación de funciones como magistrado emérito "exclusivamente para 'formar sala' como magistrado suplente" en el Tribunal Supremo, los tribunales superiores de justicia, la Audiencia Nacional y las audiencias provinciales, señala el órgano de gobierno de los jueces de Baleares. Para la elección de magistrados eméritos debe haber un informe obligatorio del tribunal superior de justicia correspondiente, pero éste no es vinculante para la decisión que adopte el CGPJ.

La sala de gobierno del TSJIB está compuesta de nueve magistrados: el presidente del tribunal, Antonio Terrasa; los de las salas de lo contencioso y lo social del TSJIB, Gabriel Fiol y Francisco Wilhelmi, respectivamente; el presidente de la Audiencia de Palma, Carlos Gómez; el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, y cuatro jueces electos.Los magistrados electos que forman parte de la sala son el juez Penal 3 de Palma, Jaime Tártalo; los de Primera Instancia 12 y 13 de Palma, Joaquín Andrés Joven y Esther Domene, respectivamente; y el de refuerzo del Juzgado Mercantil 1 de Palma, Víctor Casaleiro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios