España

CiU dice que se da otro paso hacia el final de las relaciones con España

  • El secretario general adjunto arremete contra la decisión de la Defensora del Pueblo de recurrir ante el TC la Ley catalana de Acogida de Inmigrantes

Comentarios 1

El secretario general adjunto de CiU, Felip Puig, aseguró ayer que el rechazo a la Ley de Acogida de inmigrantes implica el final de una etapa en las relaciones entre Cataluña y España, y defendió que el catalán sea la lengua de acogida de extranjeros porque aspira a que Cataluña sea "un país normal en Europa y el mundo".

En una entrevista a TV3, Puig lamentó la decisión de la Defensora del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, de recurrir ante el Tribunal Constitucional (TC) la Ley de Acogida e Integración de Inmigrantes aprobada por el Parlamento de Cataluña en abril y que considera el catalán como primera lengua de acogida.

Puig señaló que se trata de "un nuevo síntoma de final de etapa" en el que Cataluña no está suficientemente reconocida, y abogó por encontrar "salida y respuesta" con nuevos planteamientos en los próximos años, en vez de reaccionar ante una u otra ley.

El dirigente nacionalista celebró la reacción de varios consejeros que ayer dijeron que seguirán aplicando la ley catalana, si bien matizó que "hubiera preferido que no fuera sólo ERC, sino sobre todo sus socios" de gobierno.

A esta respecto, afirmó que "hay un poco de falacia" porque en Cataluña hay "un gobierno del PSOE disfrazado de gobierno tripartito o del PSC". En su opinión, el gobierno del PSOE debería haber influido más en las estructuras del Estado, como el Defensor del Pueblo, para no llegar al escenario actual. "Una tensión desde una perspectiva legal, política y jurídica entre Cataluña y España no va bien a nadie", añadió.

Felip Puig auguró que en "dos legislaturas" Cataluña avanzará hacia su independencia política. Puig ha descartado, como ya hizo Artur Mas, convocar un referéndum de autodeterminación en Cataluña durante los próximos cuatro años, pese a que ésa es la condición que ha puesto el presidente de ERC, Joan Puigcercós, para pactar un futuro gobierno.

No obstante, se mostró convencido de que los próximos años serán decisivos para ir caminando hacia la independencia: "Allí vamos, pero vamos paso a paso y haciéndolo bien. Tenemos que ir avanzando hacia tener estructuras de Estado propio", señaló.

"Si somos capaces no sólo de construir mayorías políticas para gobernar sino mayorías sociales para decidir, en los próximos cinco, seis u ocho años, en dos legislaturas, estaremos en condiciones de encontrar nuestro espacio político y de entender que avanzamos más hacia Bruselas y Europa que hacia Madrid y España", remachó. Es la única salida, según Puig, que le queda a Cataluña, después de que el Tribunal Constitucional haya dinamitado buena parte del Estatut.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios