Mas y Colau evitan chocar por el proceso soberanista y coinciden en criticar a Rajoy

  • La alcaldesa de Barcelona se reafirma en el "derecho a decidir" sin detallar si irá a la manifestación de la Diada del 11 de septiembre.

Comentarios 5

La alcaldesa Ada Colau ha mostrado este jueves la "absoluta lealtad institucional" del Ayuntamiento de Barcelona hacia la Generalitat y la coincidencia con el presidente catalán, Artur Mas, en acusar al Gobierno del PP de "impedir el ejercicio de derechos fundamentales" y de "ahogar" económicamente Cataluña.

Mas y Colau han mantenido en el Palau de la Generalitat su primera entrevista oficial desde que Colau fue investida el pasado 13 de junio, en la que han tratado temas comunes pendientes, como la deuda que tiene la administración autonómica con la municipal o las infraestructuras pendientes. En la comparecencia posterior ante los medios, Colau -Mas no ha comparecido y lo ha delegado en su vicepresidenta, Neus Munté- ha subrayado que ha dado al presidente catalán "un mensaje de absoluta lealtad institucional del actual gobierno municipal, más allá de las diferencias de intereses" y de su deber de "defender los intereses de Barcelona" y, por ello, ser exigente con la Generalitat. Colau ha subrayado la coincidencia en considerar que el contexto es complicado por la crisis económica, pero también por el "absoluto bloqueo del gobierno del PP, que está impidiendo derechos fundamentales en Cataluña, como el derecho a decidir", y "con un ahogo económico que está imposibilitando atender muchos de los compromisos y competencias".

La reunión había arrancado poco después de las 10:00, cuando Mas ha recibido a Colau con un cordial apretón de manos en la puerta de su despacho, en un encuentro que ha servido para acercar posturas sobre distintas cuestiones pendientes en la ciudad. Se ha mostrado contenta por los anuncios que le ha hecho Mas de que ha iniciado los tramites para reconocer 20 millones que el Gobierno catalán debe al ayuntamiento por la Ley de Barrios, y que facilitará la conexión del Tranvía por la Diagonal. No han llegado a un acuerdo, sin embargo, en la pretensión de Barcelona de recaudar y gestionar el 100 % de la tasa turística en la ciudad.

La portavoz del Gobierno catalán y vicepresidenta, Neus Munté, ha destacado, por su parte, que la reunión "se enmarca dentro de la normal relación marcada por la lealtad institucional", y ha hecho hincapié en la "coincidencia" de "trabajar juntos" para hacer frente al "ahogo económico, financiero y democrático" por parte del Estado. El proceso soberanista ha estado también presente en el encuentro, aspecto en el que Colau ha querido dejar clara su lealtad con el Gobierno catalán en la defensa del derecho a decidir y el apoyo a la manifestación soberanista de la Diada del 11 de septiembre. Colau ha dicho que el Ayuntamiento "hará todo para facilitar que haya una gran manifestación como los años anteriores" y que está en "diálogo" con los organizadores para que se desarrolle con "pleno éxito".

Asimismo ha explicado que, como alcaldesa, le corresponderá "recibir como anfitriona a los organizadores", aunque aún falta por "concretar" cómo participará ella en la manifestación. Después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijera ayer que "si alguien incumple la ley tendrá un problema", Colau ha lamentado que "lo único preocupante que pasa de cara al 27S es que el PP insista en plantear el ejercicio de la democracia como una cuestión de orden público". Por su parte, Munté ha cargado duramente contra Rajoy: "Una vez más aprovecha un acto de partido para amenazar, arremeter y atacar al Gobierno catalán. Pero una vez más estamos muy tranquilos porque la ley la estamos cumpliendo y estamos actuando siempre de acuerdo con el marco jurídico", ha añadido la portavoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios