Condena de 17 años en París para un ex jefe militar de la banda

  • El etarra Xerpa deberá cumplir de forma efectiva al menos dos tercios de la pena

El ex jefe militar de ETA, Pedro Esquisábel, Xerpa, fue condenado ayer en París a 17 años de cárcel y José Manuel Ugartemendía, detenido junto a él en abril de 2005, a ocho años de prisión.

El Tribunal de lo Criminal de París también dictaminó que Esquisábel, de 48 años, tendrá que cumplir de forma efectiva al menos dos tercios de la condena, y que al salir de prisión será expulsado de Francia.

Para Ugartemendía, de 50 años, los jueces decidieron igualmente su expulsión definitiva de Francia, además de conciliar esta nueva condena con otra de tres años que ya había dictado contra él en 2006 el Tribunal Correccional de París, con lo que al final la pena que se le impone se queda en ocho años de prisión.

En los dos casos, la sentencia está por debajo de la petición de la Fiscalía, que había solicitado veinte años de cárcel para Esquisábel y doce para Ugartemendía.

Asimismo, el etarra Ibai Sueskun fue condenado ayer a 30 meses de cárcel por el Tribunal Correccional de París, que dictó también contra él la expulsión definitiva de Francia al término de esa condena.

El tribunal consideró a Sueskun González (25 años) culpable de los tres delitos por los que estaba inculpado: pertenencia a una organización terrorista y tenencia armas (una pistola con munición) y de documentos falsos.

Sueskun se entregó en octubre de 2009 en un pueblo de los Pirineos franceses a resultas de una herida de bala en la mano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios