Convergència lima asperezas con Unió

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, recibió ayer "el pleno apoyo y confianza" de forma "unánime" de la Ejecutiva de CiU para la gestión del grupo en el Congreso, con lo que la federación da por cerrada la crisis, con la voluntad de que no se repita una división de voto.

Así lo explicó el secretario general de CiU, Ramon Espadaler (UDC), en la conferencia de prensa posterior al Comité Ejecutivo Nacional de la Federación (CENF), en la que incidió en que, al reiterar al apoyo a Duran y a los portavoces adjuntos de CiU en el Congreso, dan por cerrado el conflicto.

Espadaler defendió que hubo una "interpretación diferente" de la decisión adoptada en el anterior CENF sobre la votación, el pasado día 10, de la toma en consideración de la proposición de ley contra el yihadismo -UDC votó a favor y CDC se abstuvo-, pero aseveró que hay interés de los dos socios de federación de que no vuelva a suceder una división de voto.

Pese a dar por superada esta crisis derivada de la división de voto por la que Duran dijo sentirse "desautorizado", los dos socios de federación mantienen diferencias en la apuesta soberanista, algo que remarcó ayer de nuevo el líder democristiano en Twitter, donde Duran defendió la "vía confederal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios