Corbacho dice que las declaraciones de Italia no ayudan a la Europa que se quiere construir

  • El ministro de Trabajo e Inmigración ha pedido al Gobierno de Silvio Berlusconi que centre su discurso político en el Pacto Europeo de Inmigración, en lugar de los problemas que pueda tener España

Comentarios 3

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha pedido al Gobierno de Silvio Berlusconi que centre su discurso político en el Pacto Europeo de Inmigración, en lugar de hacer "declaraciones diciendo que ahora Italia tiene un problema y que después lo va a tener en España".

Corbacho respondía así a las declaraciones del responsable italiano de Inmigración, Roberto Maroni, quien ha asegurado que muchos de los gitanos de Europa del Este que había en Italia "se han ido espontáneamente a la más permisiva España de Zapatero".

"Creo que Roberto Maroni haría bien haciendo que sus declaraciones y su política se enmarcaran en lo que hace justo quince días, acordamos en el Consejo de Ministros de Interior y Justicia sobre inmigración, que es el Pacto Europeo de Inmigración", señaló.

El ministro español, que compareció en rueda de prensa tras un encuentro con el Alto Comisionado Rumano para la Emigración, Petre Román, manifestó que afirmaciones como las vertidas por el mandatario italiano son "una mala contribución a la Europa que se quiere construir, una UE fuerte, pero no sólamente entre España, Italia y Francia, sino también con Rumanía".

Por su parte, Román destacó la aportación de la inmigración rumana a terceros países y señaló que cuando esta contribución se puede realizar "en un ambiente de acogida calurosa, como en España, o en un ambiente de tensión como en Italia, la preferencia es evidente".

"No sé si podemos llamar al Gobierno de España permisivo, pero sí sé que el ambiente de aquí es mejor que el de allá", afirmó el responsable Rumano en relación a la situación de sus compatriotas en España.

No obstante, Román destacó que la situación de la comunidad Roma, "no es un problema rumano, sino europeo" ya que los gitanos a los que se refiere Maroni "son italianos". En este sentido, incidió en la importancia de conseguir un acuerdo entre todos los países miembros para promover ayudas a este colectivo condicionadas a la escolarización de sus menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios