Crece la oposición en Podemos contra las primarias impuestas por Iglesias

  • Más de 5.200 firmas, 721 de cargos del partido, reivindican una consulta para que las bases decidan el reglamento electoral.

Comentarios 3

Lejos de aminorar, el temporal interno que se ha levantado en el seno de Podemos contra el modelo de primarias diseñado e impuesto por su líder, Pablo Iglesias, crece cada día. Toda una corriente crítica sacude a la formación, a la que más de 5.200 personas han recordado, con la firma de un manifiesto, que "Podemos es participación". Así ha sido bautizado el documento, que cuenta también con la rúbrica de 721 cargos contrarios a la fórmula dispuesta por el líder del partido y que buscan frenar el proceso. La contestación al reglamento y al calendario aprobado por la dirección nacional para celebrar este proceso ya no es minoritaria. Tanto desde las bases como desde varias agrupaciones territoriales se considera que el sistema no garantiza suficientemente ni la pluralidad ni la participación a la hora de configurar las candidaturas. "Necesitamos unas primarias que faciliten la pluralidad para reflejar la diversidad de quienes nos sumamos al cambio", señala el manifiesto difundido a través de la web Podemos es participación.

Uno de los aspectos del reglamento auspiciado por Iglesias que más recelos despierta es la posibilidad de votar a a equipos completos con un solo clic, el sistema conocido como lista plancha. Sus detractores denuncian que este mecanismo favorece a las candidaturas más conocidas, que una vez más serán las arropadas por el aparato e Iglesias.

Los críticos también rechazan el sistema elegido para conformar la candidatura al Congreso, que fija una única circunscripción a nivel estatal, en lugar de permitir que los inscritos en cada provincia escojan en votaciones diferencias a sus candidatos a la Cámara Baja. Este sistema facilita, a su juicio, que se pueda imponer desde Madrid una lista de candidatos y que éstos puedan presentarse en circunscripciones con las que no tienen ningún tipo de vinculación. En esta línea, los críticos reclaman unas primarias "que conformen las listas en virtud de criterios de cercanía, ya sea a escala provincial o autonómica, potenciando la relación de los inscritos con sus candidatos y candidatas, mejorando la implantación territorial y necesaria para ganar las elecciones".

Según los estatus de Podemos, aprobados en la asamblea constituyente que el partido celebró en otoño en Vistalegre (Madrid), la dirección está obligada a celebrar una consulta ciudadana si ésta es avalada, en un plazo máximo de 3 meses, por el 20% de los círculos o por el 10% del censo de inscritos, que en estos momentos es, según el partido, de unas 350.000 personas. Es decir, este bloque opositor necesitaría recabar unas 35.000 firmas.

Los tres concejales de Participa Sevilla en el Ayuntamiento de Sevilla están entre los firmantes del manifiesto. La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, es uno de los notables que también han estampado su rúbrica en el documento. Los tres ediles hispalenses respaldan las críticas de Rodríguez contra el reglamento que propugna la dirección. Entretanto, Participa Sevilla prosigue el proceso de reorganización que inició el pasado sábado 27 de junio con una asamblea en la que tratarán la relación de la candidatura con Podemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios