Desarticulado el reconstruido comando Nafarroa de ETA, que estaba "preparado para atentar"

  • La Policía detiene a una mujer en Valencia y a tres hombres en Navarra que tenían 100 kilos de explosivos y datos sobre objetivos.

Comentarios 2

"Se ha abortado un comando antes de que naciera con lo que se ha evitado mucho dolor y sufrimiento". Así confirmaba el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la desarticulación del reconstruido comando Nafarroa con la detención de tres hombres en Navarra y una mujer en Valencia, una operación en la que se han practicado siete registros, seis en Navarra y otro en Valencia, en los que se incautaron dos revólveres, cien kilos de explosivo y numerosa documentación entre la que había datos sobre posibles objetivos. Tres de los arrestados son miembros 'legales' (no fichados) de la banda y el cuarto, Aurken Sola Campillo, presunto cabecilla del comando, fue condenado en 2005 como integrante del 'comando Urbasa'.

A primera hora de la mañana, Rubalcaba compareció en rueda de prensa en la sede del Ministerio del Interior para dar cuenta de esta operación que comenzó a las 03:00 y que, según confirmó el ministro todavía sigue abierta. Rubalcaba destacó que ha sido "una operación preventiva", con la que "se ha abortado el comando antes de que naciera", de manera que se ha "evitado mucho dolor y sufrimiento".

Además, el ministro aseguró que el hecho de que una de las detenciones se haya practicado en Valencia, en concreto la de la única mujer del comando, es "circunstancial" y "no hay nada que permita afirmar que haya alguna estructura" de la banda en la capital del Turia. Los detenidos son Aurken Sola Campillo, de 29 años, y Xavier Rey Urmeneta, de 26, ambos detenidos en Pamplona; Sergio Boada Espoz, de 29, arrestado en la localidad navarra de Añorbe; y Araitz Amatría Jiménez, de 26 años, arrestada en Valencia y pareja de Rey. Todos ellos son naturales de Navarra.

Tres de los detenidos -Boada, Rey y Amatría- son miembros 'legales' (no fichados) de la banda mientras que el cuarto, Sola, presunto cabecilla del reconstruido comando Nafarroa, ya fue condenado por la Audiencia Nacional en 2005 a un año y tres meses de prisión por tentativa de colaboración con banda armada tras su detención en 2002 como miembro del comando Urbasa, dedicado a realizar informaciones sobre posibles objetivos de ETA en Navarra. Según informó la Policía y confirmó el propio Rubalcaba, los cuatro formaban un 'talde legal' de la organización terrorista "perfectamente estructurado y listo para actuar en la Comunidad Foral".

El ministro señaló que en los siete registros ordenados por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, seis en Pamplona y otro en Valencia, se encontraron "armas y explosivos", que indican que se trataba de "un comando que estaba preparado para atentar". Los agentes hallaron dos revólveres y munición, varios temporizadores, cordón detonante, pentrita, polvo de aluminio, nitrato amónico, una sustancia que podría ser nitrometano, sistemas 'lapa' y abundante material informático. En total unos cien kilos de material explosivo que fue encontrado en su mayor parte en un trastero de la localidad de Ansoain, colindante con Pamplona.

En Navarra, además de este trastero, los agentes de la Policía Nacional registraron la vivienda de Aurken Sola, en la calle Remigia Etxarren, número 6, la casa de sus padres en el centro de la capital Navarra; la de Xabier Rey, en la calle San Nicolás, 56, en pleno casco viejo, y la de Sergio Boada, en la localidad de Añorbe, concretamente en la calle Siglo XXI, número 55. Además, fue registrado un piso en Valencia, ciudad a la que se había desplazado Araitz Amatría hace tan sólo unos días. 

La presunta etarra estudiaba en la capital levantina tras pedir una excedencia en el Auditorio de Barañáin, donde era programadora de la página web. El delegado de Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, señaló que en el momento de su detención la presunta etarra estaba desarmada y no opuso resistencia y señaló que se encontraba en la capital valenciana desde hacía dos días "seguramente porque temía que se pudiera producir la detención y buscaba refugio en esta ciudad y en el ámbito de personas de su ámbito familiar". 

En todo caso, y tal y como subrayó Rubalcaba, el grueso de esta operación se ha desarrollado en Navarra, donde "se ha detenido a tres presuntos integrantes de un comando". En Pamplona compareció ante la prensa la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, que destacó que la operación llevada a cabo esta madrugada por funcionarios de la Comisaría General de Información, en colaboración con las Brigadas Provinciales de Información de las Jefaturas Superiores de Policía de Navarra y de Valencia, "ha evitado el dolor y el sufrimiento provocado por un comando que podía operar en Navarra" y destacó que sigue abierta.

Tercer comando que cae este año

El comando Nafarroa es el tercero que cae después de que ETA anunciara en junio de 2007 la ruptura formal de su alto el fuego permanente. El primero fue el comando Elurra, autor del atentado en la T-4 de Barajas en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos, en una operación llevada a cabo entre enero y febrero de este año. En junio cayó el comando más activo de la banda, el Vizcaya. Además, también hay que recordar que poco antes de que ETA decretara formalmente el fin de la tregua en junio de 2007, fue desarticulado el comando Donosti. 

La última operación contra un comando Nafarroa de ETA  tuvo lugar en julio de 2003 cuando se desmanteló en Berriozar el grupo Irunberri y fueron detenidos Joseba Segurola Beobide e Ibai Aguinaga Guinea. Con las detenciones de hoy ya son 68 los presuntos etarras detenidos durante este año en España y Francia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios