Detenidos el alcalde de Castro Urdiales y su antecesor por prevariación, falsedad y malversación

  • El primer edil de la localidad cántabra, que quedó en libertad tras prestar declaración, defiende que sólo buscó el mejor urbanismo.

La Guardia Civil ha detenido al alcalde de Castro Urdiales (Cantabria) Fernando Muguruza, así como a su predecesor y actual concejal de Obras, Rufino Díaz Helguera, por presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental y malversación en relación con el estudio de detalle de unas obras en el centro de la localidad. Ambos fueron puestos en libertad pocas horas después, después de haber declarado ante la Benemérita; a su salida el alcalde se defendió asegurando que buscó el mejor urbanismo en la construcción de viviendas en el centro de Castro Urdiales.

El primero en acudir a declarar fue el concejal de Obras, Rufino Díaz Helguera, a las 09:00, y posteriormente, a las 11:00, acudió el regidor castreño, Fernando Muguruza, que fueron puestos en libertad en torno a las 13:30. Tanto el concejal de Obras como el alcalde de Castro Urdiales declararon ante la Guardia Civil por un presunto delito de prevaricación, falsedad documental y malversación de fondos públicos en relación con el estudio de detalle de unas obras realizadas en el centro del municipio.

Allí, según explicó el alcalde, se construyeron distintas urbanizaciones de viviendas, entre ellas la de la empresa Urdicam, que la instrucción judicial consideraba que se habían edificado sobre una zona de cauces. A su salida, el primer edil consideró que su detención y puesta en libertad pocas horas después obedece a una “huida hacia adelante” por parte de los tribunales, a los que acusó de emprender la “búsqueda de un culpable, sea quien sea”. Muguruza se defiende alegando que buscó el mejor urbanismo en la construcción de viviendas en el centro del municipio.

El regidor consideró que lo ocurrido es una situación “absolutamente extraña e injusta”, y lamentó el “intento de buscar un culpable, caiga quien caiga”. Asimismo, Muguruza reprochó a la justicia que no “reconozca” que ha podido actuar “mal” en relación con este tema. Además, recordó que se descartó que la zona construida fuera una zona de cauces y explicó que este área fue precisamente una de las pocas que no estuvo afectada por las últimas inundaciones registradas en Castro Urdiales. “No entiendo tanta perseverancia en la búsqueda de un delito en esa zona”, manifestó.  

La declaración que prestó Muguruza se refirió a los aspectos técnicos y jurídicos de la tramitación de este estudio de detalle, en la que no descartó que se pudiera producir un “error administrativo”. El alcalde recordó que la tramitación urbanística de esta zona se inició en torno al año 2002, cuando el alcalde era el entonces socialista Rufino Díaz Helguera -en la actualidad su socio de gobierno con otro partido- y la Concejalía de Urbanismo la ocupaba Joaquín Antuñano, que en la actualidad es alto cargo en la Consejería de Industria del Gobierno de Cantabria.

Muguruza llegó a la Alcaldía de Castro Urdiales en 2003, a la que llegó siendo candidato por el PRC y con el apoyo del PP e Izquierda Unida, sustituyendo a su predecesor, Rufino Díaz Helguera (PSOE). Posteriormente, tras presentar una moción de censura contra Muguruza, Díaz Helguera fue expulsado del PSOE y a las siguientes elecciones, las de 2007, concurrió bajo una nueva formación, AxC (Acuerdo por Castro). El pacto que alcanzó el entonces regionalista Fernando Muguruza con Díaz Helguera, del que también forma parte el PP, provocó que el alcalde de Castro Urdiales fuera expulsado de su partido y declarado tránsfuga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios