Detenidos dos alcaldes en la Comunidad Valenciana acusados de corrupción urbanística

  • La Guardia Civil detiene al alcalde de un municipio valenciano y a un regidor del PSOE en Alicante

La Guardia Civil procedió ayer a la detención de dos alcaldes valencianos en distintos puntos de la comunidad, concretamente en Bigastro (Alicante) y Zarra (Valencia), ambos relacionados con presuntos delitos urbanísticos cometidos en sus respectivos consistorios. Mientras que el alcalde de Bigastro, José Joaquín Moya, pertenece al PSOE valenciano y fue suspendido de militancia poco después de su arresto, el de Zarra, Juan José Rubio, había sido suspendido en 2006 después de que se presentara una denuncia por falsedad, estafa y fraude. Rubio volvió a ser alcalde presentándose como independiente.

El primer edil de Bigastro fue detenido por la mañana junto al secretario del Ayuntamiento y dos empresarios, y fue trasladado por la Guardia Civil al cuartel de la Benemérita situado en Jacarilla (Alicante). La detención del concejal del PSOE se produjo por "presuntas irregularidades urbanísticas", según informó la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, que añadió que las Fuerzas de Seguridad "trabajan con eficacia e investigan" sin "distinguir a personas".

Poco después del arresto, la secretaria de Organización del PSOE valenciano, Elena Martín, anunció la suspensión cautelar de militancia y la apertura de un expediente disciplinario al alcalde.

También a primera hora de la mañana, la Guardia Civil procedió a la detención del alcalde de Zarra, Juan José Rubio, y de su hijo, por los mismos delitos. Ambas detenciones se produjeron a instancias de la Fiscalía de Valencia, que no era la primera vez que actuaba contra el primer edil. Ya en enero de 2006 dio traslado de una denuncia contra Rubio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios