España

División en torno al bloqueo de Melilla

  • Las asociaciones promotoras de la medida aseguran que las próximas dos semanas se sucederán actos de protesta.

Comentarios 39

Las asociaciones marroquíes promotoras del bloqueo comercial a Melilla anunciaron este viernes que mantendrán el boicot mientras no cesen las supuestas agresiones de la Policía española a ciudadanos marroquíes, en tanto que el Sindicato Nacional de Transporte anunció su decisión de anular la protesta.

El presidente de la Coordinadora de la Sociedad Civil en el Norte de Marruecos (CSCNM) y coordinador de relaciones exteriores del Comité Nacional para la Liberación de Ceuta y Melilla (CNLCM), Munaim Shauki, manifestó que tal y como estaba previsto, durante las próximas dos semanas se sucederán diversos actos de protesta.

Tras el bloqueo de un día realizado este jueves a la entrada de pescado, marisco, fruta y verduras a la ciudad autónoma española, se prevé boicotear la llegada de esa mercancía desde el próximo miércoles hasta el sábado siguiente, mientras que desde el lunes y durante los siguientes 15 días se bloqueará además la llegada de cemento y ladrillo.

Sin embargo, el secretario general del Sindicato Nacional de Transporte marroquí, Hasán Marizi, apuntó que tras el bloqueo de este jueves "hemos tomado la decisión de anular el bloqueo que pretendíamos hacer el próximo lunes, por las buenas intenciones demostradas por las autoridades españolas".

Marizi agregó que el próximo martes se va a organizar en la frontera "una manifestación simbólica de entre media hora y una hora para saludar la disposición del Gobierno español", que esta semana ofreció su colaboración al país magrebí para aclarar las denuncias.

Las asociaciones promotoras del bloqueo -La CSCNM y el CNLCM- indicaron que el boicot se mantiene y está apoyado también por representantes de la sociedad civil en el puesto fronterizo de Beni-Enzar, que denuncian con pancartas en árabe y en castellano "la ocupación de Melilla y el colonialismo del Ejecutivo español" sobre esa ciudad y Ceuta.

"Aprovechamos esta oportunidad para pedir que España entre en un diálogo serio con Marruecos para buscar una solución inmediata a este problema. Estamos aquí para defender la dignidad de los marroquíes y reivindicamos las dos ciudades", apuntó Shauki.

Añadió que el próximo martes está prevista que realicen una huelga de 48 horas mujeres marroquíes que cruzan la frontera para trabajar como empleadas del hogar.

Este miércoles, el monarca español, Juan Carlos I, y el marroquí, Mohamed VI, mantuvieron una conversación telefónica en la que, según la agencia oficial MAP, ambos "se mostraron de acuerdo en que los incidentes ocurridos estas últimas semanas no pueden en ningún caso perjudicar la calidad de las relaciones" bilaterales, y acordaron reunirse un "próximo encuentro informal".

Shauki subrayó, pese a ello, la decisión de mantener sus reivindicaciones, alegando estar seguro de que "las agresiones se van a mantener" y que "como miembros de la sociedad civil" no reciben "instrucciones de nadie".

El Ejecutivo de Rabat había emitido varios comunicados desde la pasada semana protestando por el trato que algunos de sus ciudadanos han recibido en el paso fronterizo de Melilla y por el supuesto abandono frente a sus costas de ocho inmigrantes subsaharianos en mal estado de salud por la Guardia Civil española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios