'Operación Campeón'

Dorribo ratifica en el Supremo sus acusaciones contra el ex ministro Blanco

  • El empresario farmaceútico rebate "con datos" el informe pericial que cuestiona que entregara a ex responsable de Fomento 200.000 euros.

Comentarios 2

El empresario farmaceútico Jorge Dorribo se ha ratificado ante el Tribunal Supremo en sus acusaciones contra el ex ministro de Fomento José Blanco, a quien implica en una supuesta trama de fraude en la obtención de ayudas públicas investigada en la denominada Operación Campeón, según ha manifestado su abogado, Ignacio Peláez, al término de la declaración. Dorribo ha evitado hacer declaraciones a la prensa tras permanecer más de dos horas declarando ante el magistrado José Ramón Soriano. Por su parte, su abogado se ha limitado a decir que su cliente "no miente ni está diciendo cosas diferentes a las que ha dicho antes", en alusión a las declaraciones contra Blanco que ha venido realizando desde el pasado verano ante la juez de Lugo Estela San José.

Peláez ha eludido las preguntas concretas de los numerosos periodistas que se agolpaban a las puertas del Supremo y ha señalado que, debido a que las diligencias están secretas, sólo puede precisar que su cliente "no es una persona que haya cometido un delito de calumnias y tampoco está diciendo una mentira".

Informe pericial

A diferencia de lo ocurrido el día de la declaración de Blanco ante el Supremo, el pasado 26 de enero, en esta ocasión las diferentes partes han tenido acceso a nuevos documentos tras el levantamiento parcial del secreto por parte del magistrado. Entre ellos, la  conclusión concreta de un informe pericial que vendría a desmontar parte de las acusaciones realizadas por el empresario farmacéutico contra el ex ministro del PSOE. Se trata del apartado octavo de un informe pericial de la Agencia Tributaria que concluye que, de forma contraria a lo que aseguró ante la juez de Lugo, Dorribo no obtuvo de sus cuentas bancarias en Andorra los 200.000 euros que dice que en febrero de 2011 entregó a Blanco, a través de su primo, en una gasolinera de Guitiriz (Lugo). 

Según la investigación, en la fecha señalada el empresario realizó, junto con otras entregas de dinero, una transferencia por valor de 15.000 euros desde dichas cuentas en Andorra a la cuenta de la sociedad Salut D'Innovació, "para poder levantar la quiebra que pesaba sobre la farmacéutica Elisa Muxel Mollins, en cumplimiento del contrato firmado por ella". También realizó diferentes pagos en efectivo a su colaborador Xoan Bazarra para que los ingresara en dicha sociedad. La conclusión de esta pericia es que la operación "es ajena e independiente del supuesto pago efectuado en España, según su declaración (del empresario ante la juez de Lugo), que de ser cierta supondría que Jorge Dorribo Guide, además de los fondos entregados Xoan Bazarra (...) y que ascendían en esas fechas a 226.000 euros, contaba con otros fondos en efectivo adicionales por el importe del supuesto pago" a Blanco.

Peláez, por su parte, ha insistido a las puertas del tribunal en que su cliente no está de acuerdo con las conclusiones de este informe y ha podido rebatirlo "documentalmente", aunque no ha precisado en qué sentido. Según destacaba en su escrito ante el juez Soriano el fiscal del Supremo adscrito al caso, Manuel Jesús Dolz Lago, el resultado de esta pericia, realizada por la Unidad de Peritaje Judicial e Informático de la Agencia Tributaria, estaba pendiente de ser entregado a la juez de Lugo Estela San José antes de que ésta elevara exposición razonada al Tribunal Supremo respecto de la posible implicación del ex ministro en delitos de tráfico de influencias y cohecho.

El ex ministro de Fomento José Blanco reconoció ante el Tribunal Supremo el pasado día 26, durante su declaración como imputado, que podría haber utilizado la expresión de "que lo miraría" durante un encuentro que mantuvo con el empresario de transportes José Antonio Orozco, que estaba interesado en la obtención de un permiso para la recogida de medicamentos en viviendas, si bien esta es la frase que "utiliza habitualmente" en sus encuentros con empresarios y no hizo gestión alguna al respecto con el Ministerio de Sanidad. A lo largo de su declaración en el Supremo, Blanco negó también haber realizado ningún tipo de gestión, haber presionado ni condicionado en relación con los intereses de Dorribo, aunque sí reconoce haber preguntado a su jefe de Gabinete sobre el estado de un expediente administrativo sobre ampliación de infraestructuras en Cataluña sobre el que le preguntó Orozco. También declaró que trasladó al secretario de Estado las dificultades de las que le habló este empresario en relación con unas naves en Sant Boi (Barcelona). Bran, según la denuncia realizada por el empresario farmacéutico Dorribo, habría actuado como intermediario del ex ministro en el cobro de determinadas cantidades en pago de sus gestiones ante diferentes organismos públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios