EEUU elige los cuatro destructores del escudo antimisiles que enviará a Rota

  • La completa incorporación de dichos navíos supondría aumentar en 1.092 el número de militares norteamericanos que llegarán a las instalaciones gaditanas

Comentarios 14

La Secretaría (Ministerio) de Defensa de los Estados Unidos ha designado oficialmente a los cuatro navíos destinados a la base aeronaval de Rota con motivo del despliegue de la componente naval del sistema anti-misiles Aegis, cuya finalidad es proteger el espacio operativo de la OTAN contra ataques de misiles de corto y medio alcance.

Los cuatro buques asignados a Rota son los destructores lanzamisiles de la clase naval Arleig-Burke: USS Carney (DDG-64); USS Ross (DDG-71); USS Donald Cook (DDG-75); y USS Porter (DDG-78). Cada uno de dichos navíos puede embarcar hasta 273 tripulantes, por lo que la incorporación completa de las cuatro unidades a los muelles roteños supondría un máximo de 1.092 marinos norteamericanos.

La Secretaría de la Armada estadounidense prevé que el despliegue de estos navíos en Rota se produzca el año 2014, fecha en que llegarán primero los buques Ross y Donald Cook, procedentes de su actual puerto base en Norfolk (Virginia), que serían seguidos en 2015 por los dos navíos restantes.

Los destructores Arleig-Burke han sido construidos con perfiles, estructuras y materiales de sistema furtivo (stealth), calificativo aplicado a diseños capaces de absorber o distorsionar los pulsos emitidos por radares adversarios. Para aumentar dicha capacidad de cobertura, la "isla" o zona habitable del barco suele recubrirse con pinturas poliepóxidas de nueva generación y con granulado esférico, que contribuyen a alterar una onda radárica lanzada hacia el barco. El resultado consigue disminuir el eco de retorno (rebote sonoro causado por el casco del navío), lo cual dificulta considerablemente su detección por un radar enemigo y obstaculiza la capacidad del adversario para posicionarlo en el mar.

Este diseño furtivo suele completarse con plantas motoras de impulsión y generadores de potencia que generen un bajo rastro termográfico. Dichas innovaciones dificultan que el calor irradiado por los motores sea captado por detectores infrarrojos capaces de brindar a un enemigo una imagen de la silueta del barco. Sin embargo, estos buques siguen manteniendo altas velocidades de crucero o en ataque, reduciendo al mínimo la posibilidad de ser captados por sistemas de detección hostiles.

En cualquier caso, la característica esencial de estos destructores estriba en ir dotados con el sistema de armas Aegis (égida, en lengua inglesa), cuyo núcleo principal lo constituye el radar denominado AN/SPY-1 (acrónimo inglés de Radar de Vigilancia Transportable para Ejercito y Marina modelo 1), que se completa con estaciones lanzadoras de misiles SM-3 (Misil de Nivel 3)

Las características de los destructores de la clase naval Burke son fácilmente apreciables para cualquier profano por el llamativo facetado de los costados del puente de estos navíos, el cual va integrado de los llamados radares planos (sin antena giratoria) de barrido electrónico activo. Estos artilugios tienen forma de escudete, van colocados en la parte delantera de la estructura habitable y, vistos de cerca, suelen presentar cierto grado de decoloración con respecto al gris naval mimético del buque.

Otro aspecto fácilmente apreciable es la similitud de aspecto entre los cuatro destructores estadounidenses que se incorporarán en breve a los muelles de Rota y las fragatas españolas de la clase F-100 (Álvaro de Bazán, Juan de Borbón,Blas de Lezo y Méndez Núñez) de la 41ª Escuadrilla de Escoltas, también destacada en Rota.

Dicha característica se explica porque ambas clases de navíos han sido concebidas para ser dotadas del sistema electrónico Aegis. De hecho, las únicas diferencias apreciables son la altura y afinamiento de la isla de las F-100, mientras las "chimeneas" o bocas de exhaustación de gases de la planta motora de los Arleigh Burke son algo más prominentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios