Empresarios catalanes alertan de una caída del 11% del PIB con la independencia

  • Sánchez-Camacho afirma que la única separación que va a lograr Mas es la de Convergència y Unió

El vicepresidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, afirmó ayer que él dice "lo que muchos empresarios catalanes no se atreven a decir", que si Cataluña se independiza algún día de España como mínimo verá reducido su PIB en un 11%, habrá muchas deslocalizaciones y el paro superará el 30%.

En una entrevista con Efe, Bou, "catalán y español por los cuatro costados", habla claro y sin ambages sobre la preocupación con la que vive buena parte del empresariado catalán la apuesta secesionista del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

"Ya somos casi 500 afiliados entre pequeños, medianos y grandes empresarios de muchas comarcas. Y nos proponemos ser su voz, esa voz silente que existe en Cataluña de la gran mayoría de empresarios que no se atreven a decir según qué cosas. Porque tenemos unos mandatarios que han dichoa la independencia, pero los empresarios decimos que no, que de ninguna de las maneras", explica este empresario del sector de la alimentación.

¿Por qué Empresaris de Catalunya se opone tan radicalmente a la independencia? Porque, según los cálculos de la entidad, "el gran mercado que Cataluña tiene con el resto de España, de 45.000 millones de euros, se perdería en una gran porción por un asunto emotivo y los inversores extranjeros, entre invertir en Europa o fuera de Europa, lo tienen muy claro". "Todo esto acarrearía -agrega- una caída del PIB enorme. Tenemos un estudio elaborado por tres economistas independentistas, tres no independentistas y uno neutral. Nos da una caída del PIB de entre el 10,7% hasta del 20%. Pero es igual, España desde 2008 hasta ahora ha perdido 7 puntos de PIB y casi ha triplicado el paro. Imaginemos la parte baja, la parte que admiten ellos, un 11%. Esto supondría más del 30% de paro".

Empresaris de Catalunya, que ya ha mantenido contactos con el PP, PSC y Ciudadanos, esperan ser recibidos algún día por el presidente catalán, Artur Mas, al que expresan su "respeto" por su elección democrática.

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, afirmó ayer por su parte que Mas se está quedando "sin amigos" y que la única separación que conseguirá es la de Convergència i Unió (CiU).

En un acto en Alcover (Tarragona), Sánchez-Camacho explicó que el president cada día tiene más problemas con sus socios, tanto los de UDC como los de ERC. "Mas se queda sin amigos y sin socios y el único proceso separatista que conseguirá será el de CDC y UDC", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios