"Esperamos el apoyo del PNV para aprobar las cuentas"

  • El diputado del PSOE considera que los nacionalistas son una buena baza para el Gobierno y que Batasuna tiene claros los pasos para entrar en la política

El secretario general del grupo socialista en el Congreso, Eduardo Madina, aseguró que el Gobierno, en la negociación presupuestaria con el PNV, "no va a aceptar" cuestiones que supongan una desestabilización del Ejecutivo de Patxi López, porque éste "es parte del proyecto del Gobierno socialista".

Así lo manifestó Madina en una entrevista en la que dejó claro que el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, debe saber que el "margen del juego" ante la futura negociación presupuestaria está en "profundizar en elementos que sean positivos para la sociedad vasca".

"Si el PNV pretende que en la mesa de negociación presupuestaria aceptemos una profunda inestabilización del formato de gobierno, o de la orientación del Gobierno que López ha imprimido en Euskadi, el Gobierno central no va a aceptar eso", indicó el político socialista.

Madina quiso dar a entender que el PNV es el partido a "explorar" por los socialistas para el apoyo a las cuentas públicas, y resaltó que "tanto Urkullu como el PSOE tenemos la oportunidad de colocar la situación económica por encima de las necesidades de los partidos políticos que, en mi opinión, es lo mejor que se puede hacer en política".

Respecto a la posibilidad de que en las próximas elecciones municipales y forales el PNV exija el respeto a la lista más votada, el también miembro de la Ejecutiva del PSE opinó que no estaría tan mal, ya que los nacionalistas están gobernando en la Diputación de Guipúzcoa y Álava sin haber ganado las elecciones en ninguno de estos territorios.

El diputado socialista aseguró que no le preocupa "especialmente" que se mantenga el rechazo entre los vascos al acuerdo de gobierno entre el PP y el PSE, y afirmó que le preocuparía más que, en los tres años de legislatura que le quedan al Gobierno de Patxi López, no "cuaje" en la sociedad vasca "la acción del Gobierno" con vistas a "plantar en Euskadi un clima político distinto" al que ya existe.

Madina negó cualquier "fisura" entre los socialistas en torno a cómo acabar con ETA, y confirmó que las críticas que en ocasiones se hacen a la "debilidad" del PSOE en esta materia forman parte de "coyunturas" y "búsqueda de votos", porque "lo nuestro es recorrer un camino que sabemos que tiene como objetivo poner fin al camino trazado por ETA". En este sentido, dejó muy claro que tanto Zapatero como López "saben los pasos que están dado y el horizonte al que conduce este camino, que a mí me gusta, y que es la desaparición total de ETA".

El dirigente socialista opinó que en el seno de la izquierda abertzale hay cosas que están cambiando, pero que se sigue sin "hacer lo necesario para poner fin de una vez por todas a la violencia terrorista".

También alertó a Eusko Alkartasuna (EA) de que tenga "un cierto cuidado" en su proyecto de corte soberanista que comparte con la izquierda abertzale, ya que "si todos esos que vienen de la antigua Batasuna no son capaces de romper con ETA, puede colocar en ciertos problemas a EA".

"La pista de aterrizaje -para que Batasuna se desmarque de ETA- está clarísimamente construida. Supone el cumplimiento de las leyes a las que todos nos sometemos para hacer política y representar a los ciudadanos. Para estar en las instituciones, e interpretar con normas legítimamente aceptadas el rol del político, la pista de aterrizaje ya está preparada, y su condición es para todos igual, luego no entiendo cuál es el motivo por el que las condiciones para que Batasuna entre al panorama político tienen que ser distintas a las del resto", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios