Estrasburgo respalda la prohibición de la consulta soberanista del PNV

  • El Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechaza el recurso impuesto por los nacionalistas vascos contra la sentencia del Tribunal Supremo.

Comentarios 4

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha rechazado el recurso del PNV contra la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que en 2008 declaró contraria a la Carta Magna la Ley de Consulta aprobada por el Parlamento vasco, según ha informado este partido.

En una nota, el PNV ha señalado que el TEDH ha decretado la "inadmisibilidad" de su demanda porque ésta, "a su juicio, resulta incompatible -por razón de la materia- con las disposiciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos".

La formación nacionalista ha afirmado que "respeta y acata" la decisión del citado tribunal, contra la que no cabe recurso alguno, aunque ha expresado su "disconformidad con el contenido" de la resolución.

En junio de 2008 el Parlamento Vasco aprobó el proyecto de ley para convocar una consulta sobre el futuro del País Vasco el 25 de octubre de ese año. Un mes antes, el 11 de septiembre, el pleno del TC declaró la inconstitucionalidad de la consulta "y consiguiente nulidad" porque, entre otros motivos, invadía competencias exclusivas del Estado.

El PNV interpuso entonces un recurso ante el TEDH en el que defendía, según explicó este partido en su momento, que España había incumplido el Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales al haber impedido el ejercicio del derecho a la consulta.

El pasado 9 de febrero, según se ha conocido hoy, el juez de este tribunal europeo, Egbert Myjer, decidió la no admisión de la demanda de los nacionalistas vascos.

La formación vasca ha explicado que su disconformidad con el auto dictado por Myjer radica en que éste "elude contestar a las formulaciones" planteadas en la demanda.

"El juez basa su decisión en algo que la demanda ni pide ni formula, para así tener la excusa de no admitirla", ha denunciado el PNV, que ha criticado que "el fundamento de tal decisión descansa en una interpretación restrictiva y tímida del alcance de las disposiciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos en alusión a la no afectación de ningún derecho del mencionado convenio".

A juicio del partido presidido por Iñigo Urkullu, el citado convenio "debe abrirse a las exigencias de la democracia directa y a la participación de los ciudadanos en los procesos decisorios de transcendencia para su futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios