Comunidad Valenciana

Fabra destituye a dos altos cargos por un presunto fraude en las subvenciones

  • Se trata del director general de Cooperación, Josep María Felip, imputado este jueves por su implicación en un caso de malversación de fondos públicos, y de Alexandre Catalá, subsecretario de Sanidad.

Comentarios 24

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha destituido al director general de Cooperación, Josep Maria Felip, y al subsecretario de Sanidad, Alexandre Catalá, por un caso de presunto fraude en la concesión de subvenciones y malversación de fondos públicos.

Felip ha sido detenido por la Policía Nacional con estos cargos y por el de falsedad documental, mientras que Catalá, que fue subsecretario de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía cuando ocurrieron los hechos que se investigan, está imputado. Fabra ha explicado en una rueda de prensa que varias personas vinculadas a ONG también está detenidas por este caso y que la Generalitat se va a personar en el proceso.

"Nos sentimos engañados si realmente esto da los resultados que está dejando ver en estos momentos. Si alguien ha usado fondos de forma irregular ha hecho daño a la institución (Generalitat)", ha manifestado Fabra.

Preguntado por el conseller de Solidaridad cuando se concedieron las subvenciones que se investigan, Rafael Blasco, actual portavoz del PP en Les Corts Valencianes, ha asegurado: "no voy a llegar más allá de lo que he dicho, voy a tener una respuesta inequívoca con las personas imputadas o a disposición de la Justicia y van a quedar fuera del Gobierno".

"Es un tema muy grave, estamos hablando de fondos de cooperación que debían ir a las personas más necesitadas", ha añadido Fabra, quien ha subrayado la necesidad de actuar con "firmeza y contundencia" porque "esos comportamientos no tienen cabida en el Gobierno valenciano". Fabra no va a "dar pie a que nadie interprete otra cosa que no sea la transparencia, honestidad y honradez de todas las personas que están" en su gobierno.

"Todavía se están realizando diligencias, no tenemos información completa", ha reconocido el president, si bien ha indicado: "soy consciente de la preocupación que genera este caso por lo que supone, estamos hablando de fondos que debían ir a la cooperación y el desarrollo, y han generado dudas sobre su utilización".

Para Fabra, "cualquier actuación que no sea propia de lo que todos los ciudadanos esperan de un gestor será censurada, estas dos personas esta misma tarde van a ser cesados. No podemos permitir que se ponga en duda la gestión del Gobierno y la credibilidad de las instituciones", ha reiterado.

Preguntado por los documentos que ha reclamado el fiscal Anticorrupción de Valencia, Jesús Carrasco, en la sede de la Dirección General de Inmigración y Cooperación al Desarrollo de la Generalitat, Fabra ha asegurado que lo desconoce, aunque sabe que se han entregado documentos y ha reiterado la disposición de su gobierno a colaborar con la Justicia.

Preguntado por la situación del exconseller Blasco, responsable del departamento que gestionó las subvenciones, ha reiterado que no iba a ir "más allá" de lo que había dicho, si bien ha reconocido que ha hablado con él y que Blasco le ha transmitido su "absoluta tranquilidad".

"Confío en el señor Blasco, tiene mucha experiencia y conoce plenamente la administración, estoy convencido de que su actuación al frente de cargos de responsabilidad haya sido la que todos esperamos", ha agregado.

Acto seguido, el president ha reiterado su "inflexibilidad" con "todos los imputados", y ha afirmado que todas las personas que son "cuestionadas, imputadas o que están a disposición de la Justicia van a quedar fuera del Gobierno de la Comunitat" Valenciana.

Preguntado por la imputación o implicación de otros dirigentes en causas judiciales, Fabra ha explicado: "debemos mostrar firmeza absoluta. Otras cuestiones tienen su proceso y no eran tan graves, pero si se produjera una situación mucho más complicada la firmeza del partido también iría encaminada a separar a esas personas".

Detenciones a Felip

La Policía Nacional detuvo al director general de Integración y Cooperación de la Consejería de Justicia y Bienestar Social, Josep María Felip, acusado de los delitos de fraude de subvenciones, falsedad documental y malversación de fondos públicos, según han confirmado fuentes policiales. El ministerio público abrió una investigación por este asunto en octubre de 2010, y tenía el plazo de un año para decidir si lo archivaba, si lo remitía al juzgado, o si lo prorrogaba. Ante la abundante documentación y su complejidad, el fiscal decidió pedir una prórroga durante seis meses más para seguir con la investigación.

En octubre de 2010, Fiscalía abrió diligencias de investigación tras recibir una denuncia de la diputada del PSPV Clara Tirado en relación a subvenciones otorgadas en 2008 por la Consejería de Solidaridad a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes) para el desarrollo de dos proyectos de cooperación en Nicaragua. En concreto, Tirado denunció la subvención de cerca de dos millones de euros concedida por el Gobierno valenciano para abastecer y tratar agua para consumo humano y producir alimentos en Nicaragua y que -según mantenía- acabó destinándose a la compra de bienes inmuebles en la ciudad de Valencia. En respuesta a esta denuncia, el consejero de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, remitió a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana -así como de los grupos parlamentarios- los expedientes correspondientes a las subvenciones a la Fundación Cyes para estos dos proyectos de cooperación. El fiscal superior de la Comunidad, Ricard Cabedo, tras estudiar la documentación aportada, decidió remitirla a la Fiscalía de Valencia al estimar que no había indicios de delito de aforados.

Paralelamente a esta investigación, y transcurridos unos días, Fiscalía abrió otra causa tras una documentación aportada por la diputada de Compromís Mireia Mollà, en la que se afirmaba que la consejería de Blasco también favoreció a la Fundación Entre Pueblos -ahora Hemisferio-. Según indicó en ese momento Mollà, el dinero de las subvenciones que recibía esta entidad, en vez de destinarlo a sus objetivos, se destinó a empresas que creó la fundación.

Sobre la denuncia en relación a la Fundación Cyes, Blasco ha mantenido desde el primer momento que la Generalitat no ha dado un sólo euro para la adquisición de ningún inmueble de esta organización, y enmarcó estas acusaciones en una estrategia "degenerada" del PSPV, que, a su parecer, había facilitado un "expediente trucado, obviando documentos esenciales". Respecto a la Fundación Hemisferio, el ex consejero señaló que la relación de su ex departamento con la entidad era "perfecta, absolutamente reglamentada y dentro de la ley" y, aunque esta relación está en manos de la Justicia, agregó que "nadie ha podido señalar que haya habido una sola irregularidad".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios