Feijóo cree que el PP no está "roto", pero sí tiene cierta "tendencia" a la "depresión"

  • Asegura que son el partido más unido de España, pero coincide con Rajoy en que deben mirar por encima de su "ombligo"

Comentarios 2

El candidato del PP a las elecciones autonómicas gallegas que se celebran el próximo 1 de marzo, Alberto Núñez Feijóo, aseguró hoy que su partido no está "roto", aunque sí admitió que tiene cierta tendencia a la "depresión". Feijóo coincidió con Mariano Rajoy en que los 'populares' deben mirar por encima de su "ombligo" y recordó que el PP perdió las anteriores autonómicas gallegas por la "incertidumbre" sobre la sucesión de Manuel Fraga al frente del PPdG. 

Feijóo, que participó en los Desayunos Informativos de Europa Press, recordó las causas que llevaron a la "amarga victoria" del PP en las elecciones gallegas del 2005 (se quedaron a un escaño de la mayoría absoluta). "El PSOE había ganado inesperadamente las elecciones generales de 2004 y había una marca PSOE muy potente en España y en Galicia y nuestro partido había tenido algunas desavenencias internas que acusaban el liderazgo posterior y futuro del presidente fundador del partido (Manuel Fraga)". 

Admitió que el partido tiene problemas (en alusión a la supuesta trama de espionaje en el PP de Madrid), pero quiso dejar claro que "no está roto". "No puedo participar de esa descripción ni tengo ningún dato para decir que el PP está roto", aseguró el candidato gallego en presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el presidente fundador del PP Manuel Fraga y el líder del PP canario, José Manuel Soria, a los que agradeció su presencia.  

Sin embargo y dicho esto, coincidió con Mariano Rajoy en que el PP debe mirar "por encima de su ombligo", al igual que el resto de partidos. "En un momento en que España está en recesión -argumentó-  y se amenaza con la primera huelga de la democracia española de la justicia, que 6.000 españoles van al paro diariamente, que el PSOE se dedique criticar al PP, que es la alternativa, es la demostración de que los partidos no podemos mirarnos al ombligo y que debemos de referirnos al proyecto de los españoles".   

"Comparto -explicó- la manifestación del presidente Rajoy en el sentido de que el PP también debe de mirar hacia las familias, las personas que han perdido el empleo y buscar alternativa económica hacia un gobierno que no merecemos". 

En todo caso, aseguró estar centrado en la campaña electoral gallega y en intentar "responder al reto de un cambio generacional y un cambio de gobierno en Galicia". Sin embargo, consideró necesario "aclarar, esclarecer, investigar y conocer el resultado y alcance de algunas informaciones que han salido en los medios", sobre el espionaje en el PP madrileño. En este sentido, aseguró no tener ningún dato sobre la investigación que al respecto lleva a cabo la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.  

Recordó al tiempo que sus compañeros de Madrid han puesto en conocimiento del ministerio fiscal toda la información de la que disponen. "Por tanto creo iremos conociendo esas informaciones. En este momento lo más oportuno y lo más razonable por parte del partido es ponernos a disposición de la investigación fiscal y de ganar las elecciones en Galicia y obtener el mejor resultado, si no es posible ganarlas, en el País Vasco", remató. 

Por otro lado, afirmó rotundo que la responsabilidad del resultado electoral del 1 de marzo es suya y que "para lo bueno y para lo malo, el PP de Galicia y su candidato tendrán que darle cuentas al señor Rajoy y a la totalidad del PP de España".  

Preguntado sobre si será cuestionada la figura del líder nacional del partido según el resultado de las elecciones gallegas, vascas y europeas, Feijóo dijo que en el PP ya están "acostumbrados a esto" cuando pierden las elecciones "y hemos perdido bastantes". Rememoró que también se cuestionó la figura de José María Aznar cuando perdió las generales de 1993, y que, en cambio, luego fue el "mejor presidente de la democracia española".  

"Por eso digo que nuestro partido, que tiene cierta facilidad para la depresión, también tiene cierta facilidad para sobreponerse a las dificultades", dijo y añadió al tiempo que "no hay ningún partido más unido que el PP, a pesar de que podamos tener algún punto de discrepancia en algún momento". 

Aprovechó para criticar a los socialistas por su "slogan" en las elecciones vascas de que hay que echar a los nacionalistas de Ajuria Enea, mientras que en Galicia dicen que "lo bueno es gobernar con los nacionalistas". Esto le sirvió para enfatizar que el PP es un partido "mucho más coherente como oferta nacional".  

Por "prudencia y responsabilidad" no quiso referirse a la situación que atraviesa Caja Madrid y replicó que con tantos políticos madrileños en la sala él no debía responder a esa pregunta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios