Fernández Díaz vaticina la derrota del 'yihadismo' "como la de ETA"

  • Interior mantiene "con carácter indefinido" los niveles de alerta antiterrorista

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró ayer que, de la misma forma que parecía "imposible" la derrota de ETA y finalmente se logró, también será derrotado el terrorismo yihadista. "Cuando se hablaba del empate infinito, que era imposible derrotarlo operativamente (el terrorismo etarra), y ha sido derrotado, también será derrotado ese nuevo terrorismo, el yihadista", aseguró durante su intervención en el acto de presentación de 140 nuevos agentes de la Policía Nacional destinados a Cataluña. En este marco, el responsable de Interior afirmó que las fuerzas de seguridad pondrán toda su "experiencia y especialización", adquiridas en la derrota de ETA y el Grapo, para hacer frente a la amenaza yihadista.

Así, el ministro recordó que la derrota de la banda terrorista fue posible desde el estado democrático y de derecho y con las fuerzas de seguridad en vanguardia, por lo que han tenido que pagar un "elevado tributo de sangre" de 350 miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil muertos.

Todos ellos, dijo el ministro, "han caído por defender la unidad de España, por defender nuestra democracia, nuestra libertad y nuestra seguridad. Pueden tener la seguridad, todos, de que este sacrificio ni ha sido en vano ni va a ser en vano". Tras el acto, Fernández Díaz aseguró a los periodistas que, salvo incidente "sobrevenido", la previsión de su ministerio es la de mantener, "en principio, con carácter indefinido", la alerta antiterrorista en el nivel 4 de riesgo elevado, en una escala del 1 al 5. Esta alerta, explicó Díaz, "se evalúa semanalmente" y de forma "continua y continuada", y tras dicha evaluación, se decide si se mantiene o no el nivel de alerta. Pero, "salvo que hubiera acontecimientos sobrevenidos, que obligaran a modificar el nivel, la previsión es que se mantenga, en principio, con carácter indefinido, porque el riesgo es elevado", indicó Díaz.

El ministro recordó, además, que el Codigo Penal prevé la posibilidad de cerrar determinados locales, como mezquitas, si se comprueba que en ellas se incita al odio, la xenofobia o la comisión de actos terroristas. Aunque, en todo caso, se mostró más partidario de neutralizar a quienes promuevan la radicalización antes que cerrar las mezquitas. "Neutralizar a los imanes que promuevan discursos de radicalización y comisión de atentados más que cerrar los centros", precisó el responsable de Interior.

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), Riay Tatary, por su parte, pidió ayer que no se genere un discurso de "alarma" y que no se cree una "cultura del miedo", ya que las mezquitas son "centros de oración y de paz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios