La Fiscalía atribuye más prendas a Costa y dos trajes menos a Francisco Camps

  • Anticorrupción ha modificado su escrito inicial de acusación al estimar las pruebas practicadas durante el juicio.

Comentarios 5

La Fiscalía Anticorrupción ha atribuido a Ricardo Costa la aceptación de un traje, tres pantalones y dos americanas más de las que inicialmente se le imputaron como regalos de la trama Gürtel, y ha reducido en dos trajes y un par de zapatos las prendas que supuestamente adquirió Francisco Camps.

Así lo ha expuesto la representante del Ministerio Fiscal Concepción Sabadell durante el juicio de los trajes contra el expresident de la Generalitat y el exsecretario regional del PP, a quienes atribuye la comisión de sendos delitos continuados de cohecho impropio pasivo.

La fiscal ha modificado su escrito inicial de acusación al estimar que, según las pruebas practicadas durante el juicio, Camps recibió dos trajes y un par de zapatos menos de los que se le atribuyó en un principio, mientras que Costa adquirió un traje, tres pantalones y dos americanas más. De esta forma, según la Fiscalía, el expresidente aceptó entre 2005 y 2006 que la trama le regalara tres trajes y tres americanas adquiridas en la tienda Milano, y siete trajes, dos pares de zapatos y una americana. Todas estas prendas suman un importe de 13.121 euros, en lugar de los 14.021 euros que alcanzaban anteriormente.

Asimismo, según Anticorrupción, Costa aceptó finalmente cinco trajes, dos americanas y nueve pantalones en ambos establecimientos, prendas valoradas en 10.075 euros.

El letrado de la acusación popular se ha sumado a la modificación propuesta por el Ministerio Fiscal, que además retira de su escrito de acusación las referencias al exvicepresidente de la Generalitat Víctor Campos y el exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret, ambos condenados por reconocer los hechos.

Al margen de estos cambios, Anticorrupción mantiene su acusación y su solicitud de pena de multa y decomiso de las prendas, mientras que las defensas mantienen su petición de absolución al considerar que no hubo regalo alguno y que los acusados carecían de competencias para intervenir en el proceso de adjudicaciones públicas. El letrado de Camps ha apuntado que, de forma subsidiaria, si el jurado aprecia que se produjo alguno de los regalos expuestos, solicitará igualmente la absolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios