La Fiscalía francesa solicita seis años de cárcel para el hijo de Josu Ternera

  • Acusan a Egoitz Urruticoetxea de fomar parte de la estructura de ETA junto a otros dos terroristas

La Fiscalía francesa solicitó ayer penas de siete a ocho años de cárcel para los presuntos etarras Oier González Bilbatua y Urtzi Zubizarreta Lizundia y seis años para Egoitz Urruticoetxea, hijo del histórico de ETA Josu Ternera, y señaló que los tres integraban una estructura del aparato militar en 2005.

El fiscal Alexandre Plantevin también solicitó al Tribunal Correccional de París la expulsión definitiva de Francia al término de su condena de González Bilbatua (30 años) y Zubizarreta (26), arrestados en Grenoble el 28 de julio de 2005, cuando intentaban robar un coche.

La expulsión no se contempla para Urruticoechea (35 años), quien ya fue condenado en Francia en 2007 por su pertenencia a ETA y que ahora ha sido juzgado una segunda vez en rebeldía -tiene una orden de arresto en su contra-, por tener la nacionalidad francesa. Plantevin señaló que los tres, junto a Javier Arruabarrena y a Iratxe Sorzábal, constituían "una estructura" del aparato militar que en julio de 2005 -cuando González Bilbatua y Zubizarreta fueron arrestados- había instalado su base en la ciudad francesa de Vichy.

Aseguró que los tres han mostrado "un compromiso antiguo, perenne y profundo" con ETA, y así recordó que los dos que se sentaban en el banquillo con su silencio han seguido la "estrategia de defensa" de la organización terrorista para "no dejar un resquicio al diálogo". Cuando se le dio la palabra al final de la vista, González se encaró con el fiscal al que llamó "terrorista" y le reprochó connivencia con la desaparición desde abril pasado de Jon Anza, al aludir a una información de Gara, según la cual este veterano etarra fue interceptado por la Policía española y tras morir a causa de los interrogatorios fue enterrado en Francia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios