La Fiscalía impugna las listas de D3M y busca la ilegalización de Askatasuna

  • El Ministerio Público va a solicitar a Garzón que suspenda sus actividades

La Fiscalía General del Estado presentó ayer ante el Tribunal Supremo la impugnación de las candidaturas de Democracia 3 Millones (D3M) al considerar que esta plataforma, junto a la formación Askatasuna, nacen como "fruto del impulso y planificación del entorno ETA-Batasuna" para estar presente en las elecciones vascas del 1 de marzo.

El Ministerio Público, que dirige Cándido Conde-Pumpido, sin embargo, no presentará la impugnación de las candidaturas de Askatasuna, como en un principio estaba previsto, sino que va a presentar hoy ante la Sala Especial del 61, que regula la Ley de Partidos, un incidente de ejecución de la sentencia de ilegalización de Batasuna, al ser Askatasuna la sucesora de ésta.

El incidente de ejecución de sentencia implicaría una ilegalización del partido político Askatasuna, y eso podría llevar mucho más tiempo por lo que, según fuentes consultadas por Europa Press, lo lógico es pedir como medida cautelar la suspensión de las candidaturas de Askatasuna, hasta resolver el fondo del asunto, y evitar así que puedan concurrir a los comicios.

Según explicó ayer el fiscal general del Estado durante la visita a las nuevas instalaciones de la Audiencia Nacional, Askatasuna ha tratado de desvincularse del entorno ETA/Batasuna mediante la configuración de listas con personas carentes de trayectoria política relacionada con formaciones ilegalizadas, algo que no ha pasado con D3M, que ha presentado una candidatura contaminada. El elemento esencial por el que el Ministerio Público solicita la impugnación de D3M es la acusada presencia en la casi totalidad de sus listas de miembros vinculados a partidos políticos ya ilegalizados. En concreto, de sus 84 candidatos, 82 han tenido vínculos estrechos y recientes con formaciones ilegalizadas.

Ahora, la Sala de lo Contencioso tiene con plazo límite hasta antes del domingo para resolver la impugnación y decidir si esta plataforma puede presentarse a las elecciones. En el caso de Askatasuna, si finalmente no presentan la impugnación, la Sal del 61 no está sometida a plazos para resolver el incidente de ejecución de sentencia.

Por eso, la Fiscalía va a solicitar paralelamente al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón la suspensión de actividades con lo que así también se podría evitar la presencia de Askatasuna en los comicios del 1-M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios