Francia detiene a dos de los etarras más buscados por el tiroteo a un gendarme

  • Se trata de Itziar Moreno y Oier Gómez Mielgo, que huyeron el sábado tras herir a un agente en la localidad de Croze · Un centenar de uniformados realizaron una "intensa búsqueda" con la ayuda del cuerpo de élite galo.

Los gendarmes franceses detuvieron ayer en Croze a la pareja que hirió a un agente tras saltarse un control rutinario en la misma región y que podría pertenecer a la organización terrorista ETA y que están entre los más buscados, informaron las autoridades galas. Se trata de Itziar Moreno, de 29 años, y de Oier Gómez Mielgo, de 28 años, indicó una fuente judicial, sin confirmar su pertenencia a la banda, pero mencionando que hay "indicios".

Con estos arrestos asciende a 38 el número de personas detenidas por su relación con actividades terroristas desde que la banda decretase su alto el fuego general, permanente y verificable el pasado 10 de enero.

Las autoridades francesas creen que Oier Gómez es el etarra que consiguió huir el 21 de marzo de la acción de la Gendarmería que detuvo a la también etarra Jone Lozano cuando trataban de saltarse un control rutinario de carretera en plena madrugada.

En cuanto a Itziar Moreno, una de la etarras más buscadas por las Fuerzas de Seguridad, es sospechosa de haber participado en la colocación de un coche bomba en Bilbao en la sede central de la EITB, ubicada en un edificio en el que también estaban Antena 3, El Mundo, Marca, Expansión, Catalunya Radio y Onda Cero, el 31 de diciembre de 2008.

Una patrulla de gendarmes detuvo a las dos personas, cuya pertenencia a ETA no ha sido confirmada o desmentida hasta el cierre de esta edición, mientras "caminaban" por una carretera departamental en Croze, explicó a Guillaume Thirard, director de gabinete del prefecto del departamento de la Creuse (en el centro del país).

"Se produjo un tiroteo con los gendarmes" que no dejó heridos y que concluyó con la detención del hombre. La mujer, que había tratado de escapar durante los disparos, fue arrestada unos minutos después, explicó Thirard. Según la Dirección General de la Gendarmería Nacional (DGGN), la pareja fue localizada a las 10,45 hora local. Ambos estaban armados y "hablaban en español".

Un amplio dispositivo policial fue puesto en marcha para detener a la pareja que se había saltado un control rutinario la tarde del sábado hacia las 17:00 en Vallière, en el sur del mismo departamento de la Creuse.

Las autoridades francesas activaron a partir de las 17:15 el llamado Plan Epervier, cuyo objetivo ara rastrear una zona a fin de localizar e interceptar uno o varios sospechosos.

La mañana de ayer, un centenar de gendarmes participaron en una "intensa búsqueda", con la ayuda de un pelotón de intervención de Toulouse y del cuerpo de elite de la Gendarmería francesa, el GIGN, informaron fuentes de la fuerza gala.

La operación se llevó a cabo principalmente en el sector de Meymac, localidad del vecino departamento de Corrèze, donde se perdió el rastro de la pareja el sábado, en la meseta de Millevaches, una zona cubierta de bosque, donde "resulta muy fácil esconderse para la gente que quiera huir de las fuerzas del orden", añadieron las fuentes.

El sábado, uno de los dos gendarmes que perseguían a la pareja resultó herido en la clavícula por un disparo con un arma del pasajero del vehículo conducido por la mujer, pero su vida no corre peligro.

"Algunos elementos nos hacen pensar" que la pista de la organización terrorista ETA "debe ser considerada como una prioridad", comentó el sábado una fuente judicial francesa.

Los prófugos entraron después en el departamento de Correze, tras volver a disparar contra otros gendarmes, pero sin causar heridos esta vez, antes de saltarse otro control en Sornac y abandonar su vehículo en Meymac, unos 20 kilómetros más al sur, donde los agentes lo hallaron vacío poco después de las 18 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios