La Fundación Korta reivindica la mirada del asesinado sin rencor

  • Familiares del empresario asesinado hace diez años apelan a su visión para alcanzar la paz

Ibai Korta, hijo del empresario guipuzcoano Joxe Mari Korta, asesinado hace diez años por ETA, aseguró ayer que la fundación creada en recuerdo a su padre encara el futuro "con la mirada" que él defendió desde el convencimiento de que aporta así su "grano de arena a la paz tan ansiada".

Ibai Korta reivindicó la vigencia de los valores de su padre durante el homenaje tributado en San Sebastián, en el edificio Joxe Mari Korta, al que fuera presidente de la patronal guipuzcoana Adegi, asesinado el 8 de agosto de 2000 al explotar un coche-bomba colocado por ETA en las puertas de su empresa, en Zumaia (Guipúzcoa).

Familiares del fallecido, entre ellos su viuda y sus hijos, dirigentes institucionales como el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y el alcalde donostiarra, Odón Elorza, y políticos como Joseba Egibar (PNV) y Oxel Erostarbe (Aralar) acudieron al acto, al que se sumaron numerosos representantes del tejido económico del territorio.

Ibai Korta aseguró que, tras "el enorme sufrimiento, tristeza y desazón" que les produjo el asesinato de su padre, los diez años transcurridos han sido "realmente duros".

También mostró su convencimiento de que su padre estaría "orgulloso del trabajo realizado en esta fundación" que, según ha recordado, pusieron en marcha un año después de su muerte para mantener su "recuerdo y su trayectoria vital". "No lo hacemos desde el odio, el rencor o la utilización partidista de su injusto asesinato". Se trata de "encarar el futuro con la mirada y visión que él tuvo" y trabajar por sus objetivos de "esfuerzo diario, humildad, coherencia, trabajo bien hecho o desarrollo tecnológico y humanístico", agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios