España

Gallardón pide al PP que no caiga en ataques personales

  • Días atrás Granados dijo que del paso de Trinidad Jiménez por la política madrileña sólo recordaba "su chupa de cuero".

Comentarios 8

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pedido a su partido que no entre en descalificaciones personales contra los adversarios políticos para recordar, posteriormente, que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, posible candidata socialista a la Presidencia de la Comunidad, hizo una campaña mientras estuvo en el Consistorio en la que "no hubo ataques personales, sino que se basó en las propuestas de su partido". Estas declaraciones responden al comentario del consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, en las que apuntaba que del paso de Jiménez por la política madrileña lo único que recordaba era "su chupa de cuero".

"A mí las confrontaciones que me gustan son las de las ideas, las de los programas y propuestas y es el terreno que pido para las actuaciones de mi partido", ha señalado Ruiz-Gallardón después de visitar las obras de una escuela infantil a preguntas de los periodistas. Sin referirse explícitamente a las declaraciones de Granados, Gallardón ha insistido en que no entrará "en ninguna descalificación hacia las personas" porque "no es el mecanismo". "De mí sólo oirán críticas a las propuestas si creo que no son buenas para los madrileños, pero no críticas a las personas, sea quien sea el que asuma las candidaturas, tanto del PSOE como del resto de partidos que concurran a las elecciones", ha asegurado.

El regidor ha subrayado que los partidos políticos deben ser "respetuosos" con los procedimientos de sus adversarios a la hora de elegir candidatos. "De igual modo que nosotros exigimos respeto para el partido, nosotros tenemos que practicarlo también", ha remarcado.

Después de recordar su relación de parentesco, el primer edil madrileño ha destacado de Trinidad Jiménez que durante su paso por el Ayuntamiento ejerció una oposición en la que, desde la discrepancia ideológica, siempre encontró "una colaboración leal en todas las propuestas institucionales planteadas desde el Gobierno". Sobre el secretario general del PSM, Tomás Gómez, Ruiz-Gallardón ha dicho no tener una experiencia "tan intensa" a pesar de haberse conocido cuando el primero era alcalde de Parla y él presidente de la Comunidad de Madrid. 

Lissavetzky y Lucas

Sí que se ha extendido más al hablar del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, el nombre que más suena en este momento en las quinielas para disputar por el PSOE la Alcaldía de Madrid. De él ha dicho que ha tenido oportunidad de tenerle en su vida política, tanto "enfrente" como "al lado". En el primer caso, cuando el popular ocupaba la Presidencia regional y Lissavetzky era portavoz socialista en la Asamblea y, en el segundo, con motivo del "esfuerzo extraordinario" en la candidatura olímpica de Madrid 2016.

El alcalde ha dicho que tiene de él "un profundo respeto personal y una muy buena relación" y que "si llega a ser candidato" se producirá un debate ideológico "bueno y enriquecedor". También ha tenido comentarios similares para el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas. "Jamás hemos tenido confrontaciones más que las estrictamente ideológicas y creo que es la forma de hacer política", ha manifestado.

Todo ello para insistir en que éste sería un buen momento para la "pedagogía", algo que dijo que hay que hacer desde el PP al ser "partido de gobierno y el partido que gobernará España tras las próximas elecciones". Lo que tiene claro es que "no es el momento para aprovecharse de las circunstancias y romper las reglas del juego" y no sólo porque "no entra en las actitudes elegantes sino al ir más allá, al trascender la estética para entrar en la ética".

"Zapatazo puro y duro"

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, David Pérez, afirmó que la reunión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el secretario general del PSM, Tomás Gómez, pone de manifiesto "en qué consiste la democracia interna del PSOE, en el zapatazo puro y duro, es decir, en que Zapatero dispone e impone, y luego se reviste de democracia". Si finalmente hay primarias, dijo que "puede ocurrir que las gane Gómez y que no le sirva para nada, porque le ocurriría como a Josep Borrell, que el aparato le haría la vida imposible hasta que dimitiera". "Esta es la tan cacareada democracia interna del PSOE", aseveró.

Pérez recordó que "Gómez era un invento de Zapatero igual que Trinidad Jiménez", pero a su juicio "parece que Zapatero quiere distanciarse de sus propios errores". "El aparato del PSOE trabajó a tope para poner a Gómez igual que ahora trabajará para quitarle. La cuestión es que esta gente nunca se ocupa de los ciudadanos, sólo de sus tejemanejes internos", aseguró el portavoz popular.

Consideró  "injusto" que Zapatero responsabilice a Gómez del fracaso, "porque no hay socialista que levante en Madrid seis años de gobierno socialista contra los madrileños", aunque aseguró que "Tomás ha llevado al PSOE al abismo de sus peores expectativas. Estoy seguro de que el temor socialista es sacar menos escaños que Izquierda Unida".

En cuanto a Trinidad Jiménez, Pérez señaló que "es la ministra del aborto y de la píldora para menores sin control ni conocimiento de los padres" y consideró que  habría que preguntarle a los profesionales sanitarios y a los ciudadanos si ha sido buena ministra, "porque lo que diga su jefe es como lo que diría cualquier padre de su hijo, y haría bien, pero es relativo". "Sólo faltaba que ZP presentara a su candidata como una pésima ministra, mal empezaría la cosa", ironizó. "Si Trini es tan buena ministra, ¿por qué la quiere sacar del Gobierno? Y si la aprecia tanto, ¿por qué la castiga presentándola en Madrid contra su deseo?", se preguntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios