Gallardón sale reforzado en una lista integradora

  • Rajoy incluye en la Ejecutiva al número dos del alcalde y a algunos miembros críticos

La nueva etapa de tranquilidad y de vocación integradora en el PP se simboliza en el nuevo Comité Ejecutivo Nacional, donde el número uno reforzó claramente al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que pese a no tener un puesto de relumbrón aumenta su poder con la inclusión de dirigentes como Manuel Cobo, su hombre de confianza, y también recibe un fuerte impulso dada su proximidad con Javier Arenas, vicesecretario. Lo que no continúa Rajoy es la senda autoimpuesta de apostar por la mujer porque el nuevo Comité Ejecutivo da cabida a 21 hombres y 19 mujeres, invirtiendo las cifras del último.

La dirección del PP se divide en tres niveles. El día a día lo marca el Comité de Dirección, que será presidido por el propio Rajoy y dirigido por María Dolores de Cospedal, con Ana Mato, Javier Arenas y Esteban González-Pons de vicesecretarios, más los seis coordinadores de área, recuperando una figura que el propio Rajoy desestimó en 2004. Juan Carlos Vera, lo será de Organización; Cristóbal Montoro, de Economía; Federico Trillo, de Justicia, en sustitución de Ignacio Astarloa, que renunció ayer a sus cargos en el PP pero que se mantiene como diputado; Ana Pastor al frente de Participación Social; Jorge Moragas en Relaciones Internacionales; José Antonio Bermúdez de Castro, de Electoral; y Juan Manuel Moreno, de Política Autonómica. A este equipo se suman seis secretarios ejecutivos y los presidentes del Comité Electoral Nacional, que será Miguel Arias Cañete, y el de Derechos y Garantías, Alfonso Fernández-Mañueco.

En un segundo nivel está el Comité Ejecutivo, la dirección ampliada del PP. Rajoy reforzó a Gallardón incluyendo a Manuel Cobo. Llamativa fue la salida de Ángel Acebes y también, fiel a su promesa de integración, la inclusión de críticos como Juan José Güemes o Alejo Vidal-Quadras. De ese sector por su adhesión a Aguirre, pero más moderados, fueron incluidos Ana Botella en la Ejecutiva y Manuel Lamela o Alfredo Prada en el tercer nivel de poder del PP, la Junta Directiva. La cruz fue la salida de Ignacio González, número dos de Aguirre, muy crítico con Rajoy. Importante el número de dirigentes vascos en el Comité como Alfonso Alonso, Leopoldo Barreda o, más simbólica, Mari Mar Blanco como vocal de libre designación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios