El Gobierno quita hierro a la ausencia de Obama en la cumbre UE-EEUU

  • De la Vega dice que el Ejecutivo "no está especialmente preocupado" por el desplome del nivel de la cita de mayo en Madrid · Zapatero llegará hoy a Washington para participar mañana en el Desayuno de Oración

Comentarios 1

El Gobierno quitó ayer importancia al hecho de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decline participar en la cumbre con la UE prevista en mayo en Madrid y aseguró que esta decisión no afectará a la buena relación bilateral.

Tanto la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, como el ministro de Fomento, José Blanco, afirmaron que comprenden las razones de Obama y que la amistad entre ambos países va a seguir siendo satisfactoria.

De la Vega, en un acto en Logroño, subrayó que el Gobierno "no está especialmente preocupado, ni como Gobierno de España ni como Gobierno de la UE".

La cumbre con EEUU de los días 24 y 25 de mayo iba a ser uno de los momentos culminantes del mandato español. El Ejecutivo contaba con la presencia de Obama para renovar el acuerdo estratégico entre ambas regiones -la Agenda Transatlántica- firmado en 1995 durante la segunda presidencia española de la UE. Para De la Vega, se "entiende" que Obama tenga que hacer frente a una "situación interna" ante el impacto que está teniendo la crisis en la primera potencia mundial.

La número dos del Gabinete de Zapatero hizo hincapié en que la relación con Barack Obama es "extraordinaria", como prueba -añadió- la invitación al presidente del Gobierno a participar mañana en el Desayuno Nacional de la Oración en Washington.

Blanco puntualizó, en declaraciones a a TVE, que "nunca" hubo una "confirmación oficial" del viaje a España de Obama en mayo y que "nadie puede poner en duda" su "buena relación" con Zapatero.

El caso es que el presidente del Gobierno se reunirá mañana en Washington con la elite política y económica estadounidense, en un viaje que tendrá como plato fuerte el Desayuno Nacional de Oración.

Además del Desayuno, al que el Ejecutivo no atribuye ningún carácter religioso, participará en un coloquio en la Cámara de Comercio, la mayor federación de asociaciones de empresarios de EEUU, y pronunciará una conferencia en el Consejo Atlántico, centro de análisis especializado en Defensa .

Zapatero llegará hoy por la tarde a Washington y tendrá ocasión de hablar de con Obama en el Desayuno Nacional de Oración, ya que, como han hecho todos los presidentes norteamericanos desde 1953, también participará en el acto. El jefe del Ejecutivo es el primer español que asiste como invitado especial al evento y, como tal, pronunciará un discurso ante las personalidades de la vida política, económica, cultural y social de EEUU. El Desayuno, al que asisten alrededor de 3.500 personas, es una iniciativa de congresistas y senadores conservadores y demócratas, aunque la organización corre a cargo del grupo cristiano conservador The Fellowship, conocido como La Familia.

Como conferenciante principal, Zapatero puede invitar a siete personas al evento, entre las que se encuentran el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida; el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez; y el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios