El Gobierno impugna las listas de Askatasuna y D3M por seguir el dictado de ETA

  • La Abogacía del Estado traslada al TS las evidencias recopiladas por las Fuerzas de Seguridad

Comentarios 1

El Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, impugnó ayer ante el Tribunal Supremo las candidaturas de Askatasuna y Demokrazia 3 Milioi (D3M) a las elecciones vascas del próximo 1 de marzo por considerar que ambas formaciones "responden a una estrategia unitaria del entorno ETA-Batasuna".

Así lo ha asegurado el abogado general del Estado, Joaquín de Fuentes Bardají, tras presentar los dos escritos de impugnación en el registro del Alto Tribunal.

En los recursos, que incluyen los informes elaborados por la Policía y la Guardia Civil y las actuaciones del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, se acredita, según De Fuentes, que las dos formaciones "responden a una estrategia de conformación de listas para que Batasuna esté presente en el Parlamento vasco". "Hay contaminación de las personas y del objeto y en el diseño y conformación de las listas intervinieron los partidos ilegalizados", añadió.

La Fiscalía también ha impugnado las listas de Askatasuna, alegando que esta formación es un "partido durmiente" activado de un día para otro por el entorno de Batasuna para servirse de él en su actividad política. Así lo prueba el hecho de que Askatasuna no tenga ni sede social propia -puesto que la que figura de forma oficial es el domicilio particular de su representante general-, ni recursos económicos propios, ni siglas ni ningún otro elemento que lo singularice.

La Sala del 61 del Supremo, competente sobre los recursos relacionados con la Ley de Partidos Políticos, ha admitido a trámite las impugnaciones contra D3M y ha dado un plazo hasta las cuatro de la tarde de hoy a los representantes de la plataforma abertzale para presentar alegaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios