El Gobierno insiste en que los presos de ETA pueden acogerse a la 'vía Nanclares'

  • La izquierda 'abertzale' reprocha al PP una política penitenciaria "de excepción sin parangón"

Comentarios 2

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, se dirigió ayer a los presos de ETA para recordarles que la denominada vía Nanclares -por la que sólo se acercará a prisiones vascas a quienes rompan con ETA y pidan perdón a las víctimas- "sigue abierta" y responsabilizó de la situación del colectivo a la banda armada, que les ha "impedido acogerse a beneficios penitenciarios"

En una entrevista a Radio Euskadi, Urquijo admitió que "estamos mejor que hace ocho años y hace un año", así como que "es un momento de esperanza". Sin embargo, destacó la necesidad de ser "prudentes y cautelosos" y "no ir por delante en las expectativas de la sociedad", sino "mantener la prudencia hasta que se consiga "el final definitivo de la violencia". "Una cosa es que ETA haya anunciado que deja de matar y otra es que todavía no ha dejado de existir. La felicidad plena llegará en el momento en que la banda terrorista se disuelva, entregue las armas, pida perdón y contribuya a esclarecer los más de 300 asesinatos todavía pendientes", explicó.

La portavoz de la izquierda abertzale, Maribi Ugarteburu, acusó ayer por su parte al PP de "enarbolar la bandera del sufrimiento y de la vulneración de derechos" de los presos de ETA.

En rueda de prensa en Bilbao, Ugarteburu salió al paso de las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que éste señalaba que "hablar de presos políticos en España es indecente", Ugarteburu señaló que lo vergonzoso es que "traten cada día de usar cortinas de humo que quieren tapar una realidad vergonzosa que es el que se mantenga una política penitenciaria de excepción que no tiene parangón en toda Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios