El Gobierno valenciano reducirá a 6 sus empresas públicas y bajará las horas de trabajo para los interinos de la Administración

  • La Generalitat valenciana ha anunciado un paquete de medidas para lograr "un ahorro de mil millones" y reconoce que se retrasó en la devolución de una deuda contraída con Deutsche Bank, aunque fue abonada.

Comentarios 32

El Gobierno valenciano va a reducir las 46 empresas que conforman actualmente el sector público valenciano dependiente de la Generalitat a seis entes públicos o empresas públicas, ha anunciado el vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Císcar.

El conseller ha recordado que el pleno del Gobierno valenciano de este jueves tiene previstotal y como anunció en su discurso de año nuevo el president de la Generalitat, Alber aprobar un paquete de medidas para lograr un ahorro de mil millones de euros, to Fabra, dentro del proceso de ajuste y estabilidad presupuestaria iniciado en julio.

Dentro de esas medidas que se aprobarán en el primer pleno del Gobierno valenciano de este año figura el diseño del nuevo mapa del sector público, así como otra serie de iniciativas "necesarias" e "importantes" que se darán a conocer este jueves, ha indicado.

El vicepresidente ha señalado que es necesario "adelgazar la Administración" para adaptarla a los nuevos tiempos y circunstancias, y se ha mostrado convencido de que con estas iniciativas la Comunidad Valenciana, que sufre la crisis "como las demás" autonomías, va a salir adelante. Preguntado sobre si esa reestructuración del sector público podría afectar al Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX), Císcar ha admitido que habrá alguna decisión en la línea de la propuesta del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, de que los funcionarios de los organismos exteriores de las autonomías pasen a trabajar en las embajadas o consulados.

Reducción de horas semanales de trabajo para los interinos de la Administración

El Governreducirá las horas semanales de trabajo -de 37 a 25- de todos los trabajadores interinos de la Administración autonómica y la reducción proporcional del salario de este personal. Así lo ha comunicado el conseller de Hacienda, José Manuel Vela, en la Mesa General de Negociación de la Función Pública, en la que también ha presentado medidas que implican la paralización para el personal de Educación del reconocimiento de nuevos sexenios y la reducción del 50% de las percepciones en los ya concedidos. Las diez medidas defendidas por Vela pretenden generar un ahorro de 271 millones de euros anuales y ya han sido calificadas por los sindicatos como "un atraco", por lo que han abandonado la reunión y han anunciado movilizaciones.

Otro de los ajustes afecta al nombramiento del personal docente interino, del profesorado especialista y el de Religión, cuyos contratos tendrán una vigencia equivalente a la duración del curso escolar y no de un año, con lo que dejarán de percibir el salario durante los meses de las vacaciones de verano.

Entre las medidas, también se contempla la reducción de "los días moscosos" -aquellos a los que el personal se puede acoger por asuntos personales- y de los días de vacaciones adicionales por antigüedad, y la reducción en un 50 por ciento en Sanidad del desarrollo de la carrera profesional.

Retraso en la devolución de un crédito por falta de liquidez

El Gobierno valenciano se retrasó una semana en la devolución de un vencimiento de deuda contraída con el Deutsche Bank, que no pudo atender por falta de liquidez, si bien la situación ha sido resuelta ya con recursos propios, ha manifestado el vicepresidente del ejecutivo autonómico, José Císcar. La confirmación del Gobierno valenciano se produce después de que varios medios de comunicación aseguraran que la Generalitat no pudo hacer frente hace unos días al vencimiento de una deuda de 123 millones de euros con dicho banco, e incluso se haya apuntado que el Gobierno central tuvo que interceder para evitar el impago.

Sobre este último aspecto, Císcar ha asegurado en una comparecencia ante periodistas que aunque, "evidentemente", el Gobierno valenciano ha hablado con el Ministerio de Economía, no ha habido ningún aval del Tesoro y el pago de la deuda se ha satisfecho con recursos propios de la Generalitat. El vicepresidente ha insistido en que ese retraso no constituye "un procedimiento extraordinario", y ha añadido que incluso las propias operaciones de préstamos o de pólizas prevén la posibilidad de que el pago "se pueda hacer con unos días de retraso dentro del vencimiento".

Císcar ha resaltado que se ha tratado de "uno de los mecanismos normales de financiación" que suelen utilizar todas las autonomías, por lo que no hay ningún motivo para la "alarma", aunque ha admitido que hay "dificultades de liquidez" en la Generalitat, "al igual que en el resto de autonomía y muchísimos Ayuntamientos" españoles.

El número dos del Gobierno valenciano ha enmarcado en esas "necesidades de liquidez" el que se puedan generar "unos días de atraso" en el pago de vencimientos, pero ha insistido en que la Generalitat ha cumplido "todos" sus compromisos financieros. Según ha dicho, para afrontar el pago de ese vencimiento de deuda se han utilizado "mecanismos que son habituales en todas las Comunidades autónomas y en todas las Administraciones públicas", aunque no ha precisado las condiciones financieras que se han acordado.

Císcar ha manifestado que el Ministerio de Economía es "sensible" a la problemática de todas las autonomías y que están en "permanente contacto" con ese departamento, pero ha reivindicado que la Generalitat ha resuelto el pago de esa deuda con recursos propios "a través de otros mecanismos financieros". A su juicio, si la anterior ministra de Economía hubiera tenido "más sensibilidad" con la Comunidad Valenciana "quizás ahora" estaría "mejor", pues es junto a Murcia la peor financiada de todo el Estado, y ha considerado que en el futuro el Gobierno y las autonomías "van a ir de la mano", al contrario que hasta ahora.

Se ha mostrado convenido de que la Comunidad Valenciana va a "salir adelante" y será una "referencia" para España, porque es una comunidad "muy importante y muy potente", y ha recordado que pedirán al Gobierno de Mariano Rajoy un sistema de financiación autonómica "más justo".

El conseller ha defendido que un informe del Banco de España refleja que en el tercer trimestre de 2011 la Comunidad Valenciana fue la autonomía que mejor evolución presentó en su deuda, con un ahorro de 78 millones de euros y un descenso del 0,4%, frente al aumento global del 1'5% de las autonomías. Además, Císcar ha reivindicado que desde el pasado julio se están tomando medidas para ajustarse a la estabilidad presupuestaria, como el acuerdo que permitió ese mes un ahorro de casi 700 millones de euros en el presupuesto vigente, o la reducción del 6'4% en el Presupuesto de la Generalitat para 2012, la mayor de todas las autonomías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios