La Guardia Civil halla explosivos en un zulo del monte Gorbea

  • Las Fuerzas de Seguridad inspeccionan cinco depósitos etarras descubiertos tras la detención del terrorista Beobide

La Guardia Civil encontró ayer 75 kilos de amonitrato y 9 de nitrometano, materiales para fabricar explosivos, en uno de los tres zulos de ETA registrados en las estribaciones del monte Gorbea, en Vizcaya, informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Ha sido la declaración del etarra Ibai Beobide la que ha llevado a la localización de cinco zulos, tres en Vizcaya y dos en Hernani (Guipúzcoa).

Beobide, detenido el pasado día 13 cuando iba en bicicleta entre las localidades guipuzcoanas de Asteasu y Villabona, era el encargado de dinamizar y coordinar al menos tres taldes (comandos) de ETA, que disponían de armas y 150 kilos de explosivos, según su declaración.

El presunto etarra explicó que el material habían sido ocultado en varios escondites. Ayer, sobre las once y media de la mañana, el detenido fue trasladado de la prisión a la zona montañosa del Gorbea, donde la Guardia Civil registró los zulos.

En uno de ellos, el que se cree que contiene todo el material, se hallaron 75 kilos de amonitrato, 9 de nitrimetano, 20 metros de cordón detonante, 25 detonadores, temporizadores con el anagrama de ETA y un poco de pentrita.

Los registros continuaron en los otros dos zulos del Gorbea, aunque los expertos descartaban que hubiera explosivos. Se trata de una zona forestal en las estribaciones del monte Gorbea, a un par de kilómetros de la carretera por la que discurre el puerto de Barazar, a unos cuarenta kilómetros de Bilbao.

La Guardia Civil tenía localizados los escondrijos pero hasta ayer no se efectuaron los registros debido a que la zona, a unos 800 metros de altitud, estaba cubierta en días pasados por la nieve. La mejoría del tiempo hizo que desapareciera la nieve y se localizaran los depósitos de los etarras.

Además la Guardia Civil localizó otros dos zulos de ETA en la localidad guipuzcoana de Hernani mientras la Policía Nacional y la francesa localizaban en Francia una vivienda que ETA utilizaba para la fabricación de pentrita, así como un zulo en el que la banda terrorista escondía cordón detonante con un peso total de 7 kilos. La localización es continuación de las investigaciones llevadas a cabo tras la detención el pasado 16 del presunto miembro de ETA Faustino Marcos Álvarez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios