Hallan un depósito de armas vinculado a ETA en el sureste francés

  • Unos cazadores sorprendieron a dos presuntos etarras en el zulo, que escondía 29 pistolas y tres bidones con productos químicos.

Comentarios 7

Un zulo con armas que podría pertenecer a la banda terrorista ETA fue localizado este domingo por la tarde en el departamento francés de Gard (cerca de la Costa Azul), en un lugar apartado al norte de la localidad de Uzés, según informa la edición electrónica del diario Midi Libre. Así, fuentes de la lucha antiterrorista informaron de que se trata de un habitáculo de reciente creación en el que dos presuntos miembros de ETA estaban trabajando hasta que fueron sorprendidos por dos cazadores.

Al parecer la localización se produjo gracias a que estos cazadores encontraron varios bidones enterrados y llamaron a los gendarmes, alertados por la presencia de dos individuos cuya actitud les pareció sospechosa. No obstante, alertados de la presencia de estas personas los sospechosos se dieron a la fuga.

El zulo no estaba controlado por las fuerzas de seguridad y su hallazgo coincidió con el comunicado publicado por el diario Gara en el que los etarras se mostraban dispuestos a estudiar con los mediadores internacionaleslos compromisos de la Declaración de Bruselas en la que se solicita un alto el fuego permanente y verificable.

 Asimismo, fuentes de la lucha antiterrorista han recordado que la decisión de poner fin a las acciones armadas ofensivas, es decir, la realización de atentados, no incluye este tipo de acciones de aprovisionamiento cuya responsabilidad recae sobre el aparato logístico de la banda. Entre estas acciones también se encuentran el robo de vehículos o el cobro de la extorsión.

29 pistolas

Respecto al contenido del zulo, las mismas fuentes señalan que había tres bidones de 100 litros de capacidad cada uno y en su interior se han encontrado 29 armas cortas procedentes del robo de Vauvert, perpetrado por ETA en octubre de 2006, en pleno proceso de negociación con el Gobierno. En aquella acción fueron sustraídos unos 300 revólveres -en su mayoría de la marca Smith-Wesson del calibre 357 magnum- y unas 50 pistolas. Muchas de estas armas han ido siendo incautadas por medio de la desarticulación de 'zulos' o en diversas detenciones de terroristas armados.

Además, en el escondite los terroristas guardaban cargadores, munición y gran cantidad de productos químicos, según han añadido las fuentes. La investigación ha recaído en manos de la sección antiterrorista de la Fiscalía de París, del Servicio Regional de la Policía Judicial (SRPJ) de Montpellier y la Subdirección Antiterrorista.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios