Hallan restos humanos bajo el Congreso

  • El hallazgo paraliza las obras de acondicionamiento de los sótanos de la Cámara Baja

Unas obras de acondicionamiento en los sótanos del Palacio de las Cortes permitieron ayer descubrir unos restos humanos, que se presuponen muy antiguos, en el subsuelo del Congreso de los Diputados. El hallazgo, por parte de los obreros que desde hace varios meses trabajan en estas obras de acondicionamiento, que han obligado a hacer excavaciones subterráneas, fue comunicado a la Policía y al juez.

Un equipo de la Policía Científica se desplazó hasta al lugar para examinar los restos in situ, al igual que una forense, que acudió a la zona con el mismo objetivo.

En una nota oficial, el Congreso informó de que los huesos se encontraron a primera hora de ayer durante los trabajos de saneamiento y rehabilitación. Inmediatamente, los obreros procedieron a la paralización de las obras.

La "primera impresión", apunta el comunicado, es de que se trata de restos "muy antiguos" que fueron retirados para ser analizados, de manera que la Cámara no precisará más datos hasta no disponer de los informes correspondientes.

Una de las posibilidades sobre su origen, que en cualquier caso no se confirmará hasta que no concluya la investigación, es que procedan de un antiguo osario o cementerio del Convento del Espíritu Santo sobre cuyos restos se asienta el edificio, que data de 1850. Ese antiguo convento, que fue fundado en el siglo XVI, estaba vacío desde 1823 tras sufrir un incendio. Aquel convento de monjes fue derribado en 1843 con el fin de construir la que a partir de la época isabelina viene siendo la actual sede del Parlamento.

Durante las excavaciones llevadas a cabo en el subsuelo del Congreso ha habido otros hallazgos, como el de una gran tinaja, sobre cuya utilidad ha habido muchas especulaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios