Huida hacia delante de Monedero

  • El cofundador de Podemos reaparece, arropado por la cúpula, revolviéndose contra Montoro Ni rastro de los informes o los contratos por los que cobró 425.000 euros: "Son confidenciales"

Al cabo de un mes de perfil bajo, desaparecido de la escena mediática a la sombra de su declaración complementaria para ponerse al día con el fisco por su ingreso de esos más de 425.000 euros facturados hace dos años a varios gobiernos latinoamericanos por una consultoría económica de la que sigue sin dar fe documental por razones de "confidencialidad", el número tres y cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, a la sazón profesor de Ciencias Políticas, salió ayer del ostracismo para echarse a la yugular del ministro de Hacienda y denunciar que es víctima de una "caza de brujas".

En una comparecencia de más de dos horas -prologada por la irrupción de un alborotador, el llamado camarero del 25-S, conocido por su oposición al Gobierno venezolano,que fue desalojado a rastras por la Policía-, Monedero empezó por reclamar a la Fiscalía y a la Agencia de Protección de Datos que investiguen un posible delito de revelación de secretos del que en última instancia sería responsable el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Arropado por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y otros miembros de la dirección como Íñigo Errejón, Monedero presentó la factura de sus trabajos de asesoría, aunque ni aportó el contrato ni los informes por los que recibió 425.000 euros al estar, alegó, sometidos a una "cláusula de confidencialidad".

Según explicó Monedero, el contrato con el Banco del Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) fue firmado por la empresa Caja de Resistencia Motiva 2, creada por el número tres de Podemos en 2013. "Yo creo una empresa porque la necesito para desarrollar mis trabajos", dijo.

Negó tajantemente cualquier irregularidad o que Podemos haya recibido financiación de Venezuela, uno de los países para los que hizo las asesorías.

Además de negar también que haya tenido o tenga fondos de inversión, Monedero arremetió duramente contra Montoro y Sáenz de Santamaría. Sobre el ministro, consideró "muy preocupante" que éste enviara a dos agentes de Aduanas para notificarle la inspección de Hacienda. "Me gustaría que el ministro actuara de oficio contra toda la gente que está en la lista Falciani", señaló, al tiempo que le sugirió que lo haga "con garantías" y no con las "tropelías" que ha cometido contra él.

Asimismo, defendió que la declaración complementaria por la que pagó el pasado 29 de enero 200.000 euros por el IRPF -después de haber tributado en un primer momento por el impuesto de sociedades-, no fue para subsanar ninguna irregularidad, sino las interpretaciones "interesadas" tras verse señalado por Montoro y Saénz de Santamaría "desde la rueda de prensa del Consejo de Ministros".

El cofundador de Podemos aportó también un informe de un despacho de abogados, que concluye que la tributación por IRPF o por el impuesto de sociedades arroja un pago en impuestos muy similar, y un estudio jurídico que asegura que, según la legislación y los estatutos de la Universidad Complutense, donde imparte clases, al ser trabajos de asesoramiento no tenía obligación de solicitar la compatibilidad.

Monedero, que se disculpó por tardar tanto en dar explicaciones al tener que rebuscar documentos de hasta hace 20 años, denunció que quienes "han mandado durante tanto tiempo" temen a Podemos por ser la fuerza del cambio. Una "caza de brujas" que atribuye a las encuestas, a la victoria a Syriza y a la multitudinaria marcha del cambio del 31 de enero.

"Ha sido todo un montaje y un intento de desmontar a través de los medios lo que no pueden conquistar en las urnas", concluyó Monedero, que dijo que no es ni quiere ser "un profesional de la política" y que lo que más le gusta es "producir ideas".

Juan Carlos Monedero durante la rueda de prensa que ofreció ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios