Interior impulsará la "reinserción individualizada" de los presos de ETA

  • Fernández Díaz promete abordar el fin del terrorismo con "amplitud de miras" siempre y cuando se aplique la ley, se renuncie a la violencia y se pida perdón.

Comentarios 15

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha comprometido este martes en el Congreso a abordar el final del terrorismo de ETA "con amplitud de miras y sentido de Estado", aunque ha insistido en que "la única hoja de ruta del Gobierno es la aplicación de la ley".

El titular de Interior ha anunciado que su departamento impulsará "una política de reinserción de forma individualizada" para los presos de ETA que quieran abandonar la violencia, en los términos establecidos por la ley penitenciaria, que entre otros requisitos exige la petición de perdón a las víctimas. "Será una política inteligente que aproveche las oportunidades que la nueva situación ofrece y que acabe con la manipulación que sufren los presos y sus familias", ha añadido Fernández Díaz, que ha señalado que todavía el 95 por ciento de los reclusos etarras siguen las directrices de la banda terrorista.

El ministro ha animado a los presos a dar "los pasos que otros han dado" -en referencia a la treintena de etarras que se han acogido a la llamada "vía Nanclares"- para beneficiarse de "la generosidad que la ley contempla", ya que, ha insistido, "la única hoja de ruta del Gobierno es la aplicación de la ley".

Tras asegurar que la unidad de los demócratas, la eficacia policial y la cooperación internacional son las que han llevado a ETA a anunciar el cese definitivo de su actividad armada, Fernández Díaz ha dicho que se está "cerca del final de la violencia", aunque ha pedido "prudencia e inteligencia" porque "han sido muchas las veces en que los violentos han engañado a los demócratas". "Ahora nos toca a todos lograr que ETA abandone definitivamente, entregue las armas y desmantele sus estructuras", ha añadido el ministro, que ha señalado que para dar por cerrado el capítulo del terrorismo quienes han usado la violencia deben "responsabilizarse de sus actos y mostrar arrepentimiento pidiendo perdón a sus víctimas". "Quienes han jaleado a los asesinos no pueden pasar a ser demócratas con unas simples declaraciones de buenas intenciones", ha insistido.

Entre los anuncios hechos por el ministro del Interior figuran el de "conceder prioridad" a la tramitación del reglamento de la Ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del terrorismo y la puesta en marcha del Centro Memorial para las víctimas, que tendrá su sede en el País Vasco, para lo que ya se ha firmado un protocolo con el Gobierno de Vitoria. "El contenido de ese centro será preservar la verdad de lo ocurrido, sin equidistancias ni manipulaciones", ha dicho. Fernández Díaz también se ha comprometido a luchar contra la impunidad para que cuando ETA desaparezca ninguno de sus asesinatos quede sin esclarecer.

Por último, el titular de Interior ha anunciado una "importante reducción" del número de escoltas, para lo que ya ha encomendado al secretario de Estado de Interior, Ignacio Ulloa, la elaboración de un plan -que, en el caso del País Vasco, ya está en marcha- que tendrá en cuenta las circunstancias individualizadas de cada una de las personas protegidas. Según los datos facilitados por el ministro, en la actualidad hay 1.500 personas que cuentan con escolta, a las que deben sumarse los cargos electos locales, cuya seguridad corre a cargo de las policías municipales.

Las tareas de escolta las llevan a cabo 2.668 policías y guardias civiles y cerca de 700 escoltas privados que se pagan con cargo al presupuesto de Interior, lo que supone un gasto de 160 millones de euros anuales, cien de ellos solo en el País Vasco y Navarra. Aun considerando la "pervivencia latente" de la amenaza del terrorismo, el análisis de la situación actual "colige que el número de protegidos y de protectores está muy por encima" de lo que se estima como "razonable", ha concluido el ministro.

Las víctimas podrán dar su opinión sobre el acercamiento de los presos

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado que las víctimas del terrorismo tendrán un capítulo especial en el Estatuto de la Víctima que elaborará el Gobierno y tendrán la posibilidad de manifestar su opinión sobre el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco.

Así lo ha expresado a los medios de comunicación en la sede del Departamento, tras mantener una reunión con la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Angeles Pedraza. Ruiz-Gallardón ha explicado que, en respuesta a una "petición razonable" de la AVT, las víctimas del terrorismo tendrán un capítulo singular y especial en el Estatuto de la Víctima. En los casos de acercamiento de los presos a las cárceles del País Vasco, será preceptivo que se les comunique a las víctimas del terrorismo y que se les de la posibilidad de manifestar su opinión dentro del procedimiento, ha precisado Ruiz-Gallardón.

Por su parte, Pedraza ha considerado "muy satisfactoria" la reunión con el ministro y se ha mostrado totalmente de acuerdo con que en el Estatuto de la Víctima quede claro el concepto de víctima del terrorismo. Ruiz-Gallardón ha reiterado a la presidenta de la AVT que en la Constitución no caben amnistías ni indultos generales que están expresamente prohibidos y que, con relación a las medidas individuales de gracia o modificaciones de situaciones penitenciarias, se aplicarán los requisitos que establece la legislación y que pasan por la petición de perdón y por la reparación del daño causado a las víctimas.

También se ha comprometido a reconsiderar y mejorar el funcionamiento de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo en la Audiencia Nacional. Asimismo, el ministro de Justicia ha adquirido el compromiso de trasladar a la Fiscalía General del Estado la necesidad de impulsar el trabajo que ya está realizando la Fiscalía de la Audiencia Nacional para que no queden impunes 53 casos de delitos de terrorismo.

Ruiz-Gallardón ha reiterado a la presidenta de la AVT el compromiso del Gobierno de España de que la situación de las víctimas del terrorismo será una prioridad absoluta en todas sus actuaciones. "No adoptaremos una sola medida, cuya ejecución no signifique una mejora de la situación de las víctimas", ha garantizado el ministro de Justicia, quien ha expresado su deseo de mantener un diálogo permanente y fluido con la AVT en los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios