Justicia admite un "seguimiento intenso" del paro, pero cree que es injustificado

  • El ministro de Justica, Mariano Fernández Bermejo, considera "inexplicable" que los jueces recurran a una huelga para presionar al CGPJ

Comentarios 7

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha acusado a los jueces de querer presionar al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que no cambie la sanción impuesta al juez del 'caso Mari Luz' y subrayó que "si alguien pretende ser intocable, no lo va a conseguir". "En un Estado de Derecho, cuando se incurre en una negligencia tan grave, funcionan los mecanismos y se sanciona", apuntó.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, Bermejo se pronunciaba así a propósito de la huelga que jueces y secretarios judiciales están llevando a cabo en solidaridad con el juez Rafael Tirado y la secretaria judicial, Juana Gálvez, ambos sancionados por el 'caso Mari Luz'.

El titular de Justicia, como fiscal con 34 años de experiencia, considera "inexplicable" que los jueces protagonicen un paro, puesto que defendió que su concepto del Poder Judicial es "bastante más elevado" como para entrar en ese tipo de dinámicas.

Por ello, Bermejo señaló que con la huelga convocada para hoy lo que pretenden los jueces es "presionar" al órgano de gobierno de los jueces para que cambie la sanción impuesta al juez Tirado, una multa que, remarcó, el Gobierno sigue pensando que es "escasa". "Tenemos el legítimo derecho de decir eso --se defendió-- y no parece razonable que la consecuencia sea una huelga encubierta".

Respecto a la huelga de los secretarios judiciales en defensa de su compañera de Sevilla, el ministro recalcó que en este ámbito existe "un movimiento corporativo difícilmente explicable en términos de racionalidad". "No se trata de algo desproporcionado, sino de algo inexplicable", remató.

Asimismo, el secretario de Estado de Justicia, Julio Pérez, ha reconocido que el paro convocado por los secretarios judiciales ha tenido "un seguimiento intenso", con una "incidencia notable" en el servicio a los ciudadanos, y ha asegurado que se trata de una medida "injustificada y desproporcionada".

En una rueda de prensa, Pérez ha afirmado que la perturbación del servicio público de la Administración de Justicia ha sido provocada sobre todo por el "encadenamiento" del paro de los secretarios judiciales con las juntas de jueces convocadas también hoy, de las que ha dicho que "de lejos parecen una huelga encubierta".

Se ha referido al caso "llamativo" de Valencia, donde los secretarios judiciales de algunos Juzgados han acudido a trabajar, pero la actividad se ha visto paralizada por la convocatoria simultánea de juntas de jueces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios