'Kantauri', condenado a 82 años de cárcel por matar a dos policías

  • La condena es de 13 años menos de la que pedía la Fiscalía que exigía para 'Kantauri', que asesinó a los agentes en Vitoria en 1987 con un coche-bomba, una pena de 95 años de prisión.

Nueva condena para el histórico dirigente etarra Javier Arizcuren Ruiz, alias 'Kantauri'. La Audiencia Nacional le ha condenado a 82 años de cárcel por el asesinato de dos agentes de policía con un coche-bomba que estalló en Vitoria en agosto de 1987. Un atentado que 'Kantauri' perpetró junto a Juan Carlos Arruti Azpitarte, ya condenado por estos hechos, y María Soledad Iparraguirre, 'Amboto'. La condena es 13 años menor de la que pedía la Fiscalía que exigía para 'Kantauri' una pena de 95 años de prisión. 

El coche bomba que estalló el 6 de agosto de 1987 en Vitoria, cargado con un artefacto compuesto por 30 kilogramos de explosivo y 40 de metralla, provocó la muerte prácticamente en el acto de los policías nacionales Rafael Mucientes Sanz y Antonio Ligero Hec, así como heridas a Obdulia Vega Solac, que tardó en recuperarse 63 días y permaneció incapacitada durante otro mes.

Un atentado en el que la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional considera probado la implicación de 'Kantauri' tanto en su "ideación como en su consumación". "El acusado participó en el atentado debiendo tener la suficiente representación, dada la potencialidad del artilugio y su estratégica ubicación de las consecuencias letales y lesiva que su explosión debía de acarrear", señala la sentencia.

En consecuencia, la audiencia le condena por los delitos de integración en banda terrorista (10 años), atentado con resultado de muerte (27 años), asesinato (27 años) y asesinato en grado de frustración (18 años). Un total de 82 años de prisión, 13 menos de los que pedía la Fiscalía. Además, 'Kantauri' tendrá que indemnizar a cada uno de los herederos de las dos víctimas en aquel atentando, Rafael Mucientes y Antonio Ligero con 300.000 euros a cada uno

"El Tribunal ha llegado a la convicción plena de la participación del acusado en los hechos", y su "implicación en la ideación y consumación". Asimismo, la Sala recuerda como 'Kantauri' "decidió guardar silencio" durante el juicio celebrado el pasado 13 de diciembre y "únicamente declaró ser militante de ETA".

"Pese a su silencio deducimos su participación en el hecho delictivo enjuiciado", señala la sentencia. Y lo cierto es que durante el juicio, que se celebró el pasado 13 de diciembre, 'Kantauri' sólo tomó la palabra en dos ocasiones, la primera cuando el juez le preguntó si tenía intención de contestar a las preguntas de la Fiscalía y de la defensa. 

En este momento el etarra comenzó a proclamar su militancia a banda terrorista, algo que el juez no permitió "La pregunta no era esa", le interrumpió Hurtado, que le recordó que la cuestión era "si va a declarar por los hechos por los que se le juzga". "No le permito más", sentenció. 

La segunda ocasión fue cuando el etarra hacía uso de su derecho a la última palabra en el juicio. En este momento 'Kantauri' aprovechó para responder al fiscal, Juan Moran, quien en su exposición final recordó como el etarra había dado la callada por respuesta ante el tribunal. "Yo no he dado la callada por respuesta, yo siempre he dicho que en este teatro que es la Audiencia Nacional...", comenzó el etarra que fue interrumpido nuevamente por el juez que replicó: "Por ahí no paso, pueden retirar al acusado, el juicio queda visto para sentencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios