Llega a España el primer preso de Guantánamo

  • Rubalcaba anuncia la llegada de un máximo de cinco presos que tendrán "libertad de movimiento".

Comentarios 35

Un preso procedente de Guantánamo ha llegado a España. Así lo anunció el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que explicó que el hombre, de nacionalidad palestina, tendrá libertad de movimiento al no tener causas pendientes con la Justicia. En todo caso, un acuerdo con la Unión Europea impedirá que pueda viajar al resto de países europeos. El ministro declinó ofrecer más detalles acerca de la situación que disfrutarán los presos que lleguen a España, porque "vienen a rehacer su vida", dijo el ministro. 

"Por razones evidentes no vamos a ofrecer más datos, simplemente la nacionalidad de quien ha llegado, no queremos dar más datos porque pretendemos que quienes vengan a España puedan vivir y rehacer su vida y eso a veces es difícilmente compatible con según qué cosas. Queremos respetar al máximo su privacidad", explicó el titular de Interior.  Rubalcaba explicó que España acogerá a un máximo de cinco presos de Guantánamo, si bien no precisó el número exacto, ni las nacionalidades, ni los plazos previstos, aunque aclaró que, tal y como se acordó con EEUU, ninguno de ellos tendrá causas pendientes ni con la Justicia estadounidense, ni con la de la Unión Europea ni con la de sus respectivos países de origen. 

El hecho de que no tengan causas pendientes con la Justicia permitirá que quienes sean acogidos tendrán libertad de movimiento por el territorio nacional. Rubalcaba detalló que, a la hora de acoger a este tipo de reclusos, se alcanzó otro acuerdo con el resto de países de la Unión Europea que consiste en informar al resto de estados miembros. 

"Todos sabemos quienes vienen a Europa"

"Todos los países sabemos quiénes vienen a Europa", explicó el titular de Interior, que indicó además que este mismo acuerdo limita la capacidad de movimiento fuera de las fronteras españolas "para evitar que Schengen sea utilizado de manera poco cuidadosa". "La libertad de movimiento queda restringida al país que les acoge", señaló. 

"El estatus legal es el que le permite la Ley de Extranjería que tiene un artículo específico que por razones humanitarias permite darle a un ciudadano un permiso de residencia y por supuesto abrirle la posibilidad de trabajar", explicó el ministro, que agregó que, además del requisito de no tener causas pendientes con la Justicia, lo más importante es "garantizar la seguridad de los ciudadanos españoles". El titular de Interior no precisó en qué van a consistir las medidas de control de estos presos una vez lleguen a España ni la ciudad exacta en la que van a ser alojados. 

Rubalcaba reiteró que el cierre de la cárcel de Guantánamo era un compromiso de la Unión Europea y de España en particular "por razones humanitarias" y porque la existencia de esa cárcel "no era compatible" con la lucha contra el terrorismo islamista. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios