Llegan a España los últimos 37 opositores excarcelados por Cuba

  • Desde que comenzó la liberación de los presos en julio, 115 han llegado a España con 647 familiares. España ya no acogerá a más disidentes.

Comentarios 24

Los últimos 37 disidentes excarcelados por el régimen castrista han llegado al aeropuerto de Madrid Barajas. Con este traslado de disidentes, llevado a cabo con la mediación de la Iglesia Católica, son ya 115 los acogidos en territorio español, aunque el Ejecutivo ha indicado que ya no habrá más. Pero esta medida, que parece positiva para los ex presos, tiene sus críticos. La plataforma Cuba Democracia ¡Ya! ha denunciado que los disidentes están en España en un "limbo jurídico" y ha criticado que se trata de "excarcelaciones condicionadas al destierro".

El vuelo charter de Air Berlin fletado por el Gobierno español ha aterrizado a las ocho menos cuarto de la mañana en la terminal 1 del aeropuerto de Barajas (Madrid), procedente de La Habana, con 37 ex presos cubanos y más de 200 familiares. Estos disidentes han abandonado la isla en el marco del proceso de liberaciones iniciado el pasado verano por La Habana con la mediación de la Iglesia Católica cubana y el respaldo de España. Uno de ellos llevaba17 años en prisión.

Esta es la primera ocasión en la presos políticos cubanos que aceptan trasladarse a España una vez en libertad viajan en un avión fletado por el Gobierno. Hasta ahora se hacía en vuelos comerciales, pagados por el Ejecutivo español, pero el Gobierno ha optado por  "racionalizar el gasto". En total, han llegado a España 115 presos acompañados por 647 familiares, a quienes se ha ofrecido protección internacional subsidiaria, si bien algunos de ellos la han rechazado y han solicitado asilo.

El presidente cubano, Raúl Castro, se había comprometido el pasado 7 de julio a poner en libertad a los 52 presos de la Primavera Negra que continuaban encarcelados del total de 75 disidentes, intelectuales y periodistas detenidos en la ola represiva de marzo de 2003.  Aunque el compromiso es que serían liberados en el plazo de cuatro meses, la liberación se ha demorado, pero actualmente todos ellos se encuentran en libertad. De los 52, 40 optaron por trasladarse a España, desde donde varios se han desplazado posteriormente a Estados Unidos y Chile, mientras que los doce restantes recibieron autorización para permanecer en Cuba.

Adaptarse a España

Los 37 ex presos cubanos y sus familiares han sido acogidos en las distintas ciudades en las que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Cruz Roja Española y Accem tienen dispositivos, por lo que se han diseminado por todo el territorio nacional. Sólo una familia se ha quedado en Madrid. El vicepresidente de CEAR, Alfredo Abad, ha explicado que estas "245 personas, entre las que hay menores de edad", han sido derivadas en lugar de seguir el itinerario de sus predecesores, que pasaron antes por una residencia de primera acogida como el albergue Welcome de Cruz Roja en Madrid.

Ahora comienza su adaptación a España. El objetivo que se plantea CEAR cuando los liberados llegan es que acaben siendo autónomos para sus gastos. En una primera etapa, se les proporciona asistencia médica y administrativa para la tramitación de la solicitud de protección internacional. Luego, se les ofrece apoyo psicosocial y se inserción laboral, y en tercer lugar, como objetivo final, se promueve su autonomía personal para que "la persona tenga vivienda propia y se haga cargo de sus propios gastos".

No es un objetivo fácil, por lo que Abad ha insistido en que lo "mejor es que las organizaciones empiecen a trabajar cuanto antes en su integración porque se trata de que puedan empezar cuanto antes una nueva vida en España", no de que se conviertan en dependientes de los recursos proporcionados. "De todo esto, en CEAR nos quedamos con que sacamos personas de la cárcel, concretamente una de ellas llevaba 17 años en prisión, y son presos de conciencia", ha explicado como ejemplo de su labor.

A fecha de 30 de marzo, la Comisión Interministerial de asilo y refugio (CIAR) ha concedido 41 estatutos de asilados políticos y 231 protecciones subsidiarias, según Exteriores. En las próximas reuniones de la CIAR se seguirán examinando los expedientes de asilo y de protección subsidiaria pendientes.

Desterrados en el limbo

Pero no todos están de acuerdo. La plataforma opositora Cuba Democracia ¡Ya! ha criticado "el uso partidista que hace el Gobierno de España de la causa de la libertad y la democracia en Cuba". Para esta organización, que en todo caso valora que España acoja presos liberados, muchos de los disidentes que llegan se encuentran en un "limbo jurídico", ya que el Gobierno "ha dilatado en el tiempo la concesión del estatus de refugiado político a aquellos que lo han solicitado". Por eso, un año después de pedirlo, están "completamente indocumentados".

La organización ha criticado las declaraciones del ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que afirmó que "este Gobierno tiene la grandeza y el orgullo de poder decir al mundo que ha sacado de las cárceles de Cuba a los presos de conciencia". En un comunicado, Cuba Democracia ¡Ya! recuerda que las excarcelaciones de presos políticos "condicionadas al destierro" es una práctica habitual del régimen desde 1962.

La plataforma entiende que las excarcelaciones son resultado de la presión mediática internacional ejercida sobre el régimen de los Castro, a raíz del papel de la Iglesia Católica, de la muerte en prisión del opositor Orlando Zapata Tamayo y de la posterior huelga de hambre de Guillermo Fariñas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios