López garantiza más "tolerancia cero" con los que dan cobertura a ETA

  • El lehendakari muestra su escepticismo ante las maniobras de Batasuna para tratar de volver a las urnas · El Gobierno vasco apela a la memoria de Buesa en el décimo aniversario de su asesinato

Comentarios 1

El lehendakari, Patxi López, dejó ayer claro que el Gobierno vasco va a continuar con su política de "tolerancia cero" hacia quienes, "todavía, a estas alturas, siguen dando cobertura a los violentos". López hizo estas declaraciones en el acto de homenaje que el PSE-EE rindió a Fernando Buesa, político socialista asesinado por ETA junto a su escolta, Jorge Díez, hace diez años.

En su intervención, el lehendakari respondió, sin citarla expresamente, a la apuesta de la izquierda abertzale ilegalizada de avanzar hacia un proceso democrático "sin la actividad armada de ETA" y sin "la violencia y la injerencia del Estado".

López subrayó que el Ejecutivo de Vitoria "lo tiene radicalmente claro", al insistir en que va a seguir poniendo "todos los medios para perseguir terroristas, que siguen demostrando que su única intención es cometer atentados".

Asimismo, advirtió que el Gobierno que dirige va a seguir en su política de "tolerancia cero contra quienes todavía a estas alturas siguen dando cobertura a los violentos", al tiempo que señaló que el Ejecutivo autonómico mantiene de manera "tajante" que "sólo hay un camino para hacer política, y es el de la política". "El único camino es el de cortar definitivamente los hilos que mueven los terroristas, no el de hacer política con una mano y con la otra mantener el paraguas del cobijo de la violencia", señaló.

López reconoció que la sociedad vasca ha avanzado en la lucha contra ETA y en el reconocimiento de las víctimas, aunque precisó que se debe hacer desaparecer "cualquier espacio de impunidad, cualquier abismo de comprensión, y cualquier tipo de connivencia con quienes son incapaces de rechazar y alejarse de la violencia".

El lehendakari recordó la figura de Fernando Buesa, al que calificó como "un hombre excepcional, íntegro y constante", y dijo que "sobre las ideas" que defendió los socialistas están construyendo "la Euskadi de mañana". También afirmó que Buesa "estaría hoy contento" porque estaría "haciendo país con todos, con la mano tendida, buscando sumar al que piensa diferente".

"Hoy Fernando estaría contento porque vería que estamos más unidos y que nos acercamos al final de la pesadilla. Hoy estaría contento porque vería que poco a poco se empieza a hacer realidad su sueño. Los demás estamos aquí, simplemente para conseguirlo", dijo el lehendakari.

El homenaje contó con la presencia de representantes políticos e institucionales, así como con familiares y amigos de los dos asesinados hace diez años. Como en años anteriores, culminó con una entrega floral en el monolito levantado en recuerdo a Buesa y a su escolta.

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, asegura que para "conseguir el objetivo soñado" por Buesa nos debe ser "imposible mirar hacia otro lado" ante el terrorismo de ETA. En un artículo publicado ayer en varios diarios vascos, explica que se puede hacer "mucho" para honrar la memoria del político asesinado y de su escolta, como, por ejemplo, "por potenciar la eficacia de la Ertzaintza, mejorar su coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado, defender la unidad democrática ante ETA, contribuir a erradicar los últimos apoyos del terrorismo y defender el Estado de Derecho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios