Miles de personas piden en Madrid al Gobierno que impida a ETA ir a las urnas

  • El PP lamenta la falta de representación socialista en la marcha. Se han oído numerosos gritos contra el Gobierno y Zapatero, solicitando su dimisión.

Comentarios 28

Bajo el lema 'Por la derrota del terrorismo: ETA fuera de las elecciones', miles de personas se manifestaron en Madrid para exigir al Gobierno que impida a la banda presentarse a las elecciones el 22-M. A la marcha, convocada por la Asociación de las Víctimas del Terrorismo (AVT), no asistió ningún miembro del PSOE. Los populares, encabezados por la secretaria General del partido, María Dolores de Cospedal, sí que quisieron solidarizarse con las víctimas del terrorismo. De Cospedal aprovechó la ocasión para recordar que el PP hará "todo lo que esté en sus manos" para que ETA no llegue a las instituciones.

La manifestación partió a las 17:00 de la madrileña glorieta de Bilbao y se desarrolló por las calles de Sagasta y Génova hasta la plaza Colón donde se leyó un manifiesto con las intervenciones de Conchita Martín, viuda del teniente coronel Blanco; Daniel Portero, hijo del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía Luis Portero asesinado en el año 2000; y Mari Mar Blanco, hermana del concejal Miguel Ángel Blanco.

Con estas intervenciones se pretendía que las víctimas del ámbito militar, político y de las fuerzas de seguridad estuvieran presentes. El cierre del acto corrió a cargo de la presidente de la AVT, Ángeles Pedraza, cuya hija Miriam falleció en los atentados del 11-M.

La unanimidad de las asociaciones de víctimas en torno a esta convocatoria fue prácticamente total ya que también participó la plataforma Voces contra el Terrorismo, liderada por el expresidente de la AVT Francisco José Alcaraz. Alcazar admitió que apoya cualquier iniciativa contra el terrorismo, aunque portó su propia pancarta con el lema 'No más mentiras, no más treguas trampas, en mi nombre no'.

Ante la ausencia del presidente del PP, Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal fue la encargada de encabezar a los populares. De Cospedal aseguró que el PP "hará todo lo que esté en sus manos" para que ETA no esté en las listas ni en las instituciones y como oposición hará lo "humanamente posible" y lo "legalmente posible" para conseguirlo.

Para Dolores de Cospedal lo que la banda "tiene que hacer es disolverse, entregar las armas y pedir perdón a las víctimas, que exigen dignidad y justicia". En este sentido, la popular admitió que el PP tiene "muchos medios" para conseguir que ETA no entre en las elecciones y por ello apoyará al Ejecutivo para conseguir este objetivo.

El eurodiputado Jaime Mayor Oreja también se sumó a la marcha y resaltó la unidad de las víctimas del terrorismo en la manifestación de Madrid pese al proyecto del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que ha consistido "esencialmente" en intentar dividirlas.

Aún así, admitió que no cree que la manifestación vaya a cambiar el criterio del Gobierno, que está "demasiado atrapado" en un proyecto de resolución de conflicto. Finalmente, aseguró que "la voz de las víctimas perturba la mentira del Gobierno".

La derrota de ETA la tienen que hacer todos

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, admitió que le parece "muy mal" la ausencia del PSOE en la manifestación por las víctimas, ya que un lema "tan impecable" como 'Por la derrota del terrorismo' lo tienen que defender todos los españoles.

Pedraza confesó que ningún miembro del Gobierno se ha dirigido a la asociación para justificar su ausencia. No obstante, quiso ensalzar la unidad de las victimas que, por primera vez en la historia, han juntado a 42 asociaciones y colectivos. Pedraza recordó que la derrota de ETA se consigue "sin darle balones de oxígeno y sin dejar que estén en las instituciones".

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, destacó que la manifestación convocada por las víctimas del terrorismo "no es contra el Gobierno sino contra ETA", motivo por el cual le "hubiera gustado ver" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y a la titular de Defensa, Carme Chacón.

De este modo, Pons recriminó al Gobierno por haber dejado "solas a las víctimas de ETA" y ha querido mandar un mensaje al Ejecutivo diciendo que "no va a aceptar ninguna negociación ni una nueva mentira".

"Estamos más cerca del final que nunca"

Aunque no estuvo presente en la marcha en contra de ETA, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, mostró su "respeto" a la manifestación, aunque les recordó que el Gobierno está "respondiendo a su demanda de hacer justicia y de liquidar la violencia".

Jáuregui subrayó que "estamos más cerca del final de la violencia que nunca", algo que se debe a la política antiterrorista del Ejecutivo. En su opinión, "el Gobierno está "respondiendo en gran parte a su demanda de que se haya hecho justicia y de que la violencia quede definitivamente liquidada de nuestro país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios