Montilla dice que no hay dinero para aplicar la Ley de Dependencia

  • El presidente catalán asegura que la crisis obliga a su gobierno a actuar con "prudencia" y "contención" para decidir el gasto público para 2009.

Comentarios 1

El presidente de la Generalitat, José Montilla, denunció la "falta de cofinanciación" de la Ley de Dependencia por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que, a su juicio, "no ha estado a la altura de las circunstancias", tras haber planificado los recursos necesarios bajo el "optimismo presupuestario". Así, el dirigente catalán apuntó que, ahora, como consecuencias de la crisis no reconocida por el Ejecutivo, su Gobierno tiene que actuar con "prudencia" y "contención" para decidir el gasto público de su autonomía para 2009.

En su intervención en el Foro Social de la Fundació Pere Tarrés, ante representantes de entidades sociales de Cataluña, Montilla se ha mostrado muy crítico con la actuación del Gobierno en la aplicación de la ley de dependencia, a la que ha culpado de los problemas que se está encontrando Cataluña para aplicarla. "Es verdad que hay dificultades" en el despliegue de esta ley, aseguró Montilla en . En este sentido, admitió que la ley actual "no se puede aplicar con los recursos previstos", que en su momento fueron planificados en un contexto de "optimismo presupuestario".

"No hemos ido a la velocidad de crucero con la que pensábamos que iríamos" en el despliegue de la Ley de Dependencia, señaló Montilla, quien dijo que "tambalea" el acuerdo en el que se especificaba el porcentaje del gasto que asumían las comunidades autónomas, y el que aportaba la Administración General del Estado. Así, recordó que, en estos momentos, 30.000 catalanes se benefician de la Ley de la Dependencia, materia sobre la que "no había experiencia" antes de la aprobación de dicho proyecto. Su objetivo, recordó, pasaba por desarrollar la "cuarta pata" del Estado del Bienestar. 

Durante su intervención, el presidente de la Generalitat aseguró también que la crisis económica obliga a su gobierno a actuar con "prudencia", "sacrificio" y "contención" a la hora de decidir el gasto público para 2009, así como a recurrir al déficit y la deuda para hacer frente a las necesidades del país. "No estiraremos más el brazo que la manga. La crisis comportará apretarse el cinturón", ha afirmado Montilla. 

Pese a dibujar un escenario marcado por la austeridad en el gasto, el presidente catalán ha subrayado que los presupuestos de la Generalitat para 2009 darán prioridad a los servicios sociales para tratar de minimizar el impacto de la crisis y para intentar evitar "que nadie se quede atrás". En este sentido, aseguró, "la sociedad catalana tendría el serio riesgo de entrar en situación de colapso". El tercer sector "da valor a la sociedad, incrementa la cohesión y produce capital social", cosas que ahora Cataluña necesita "más que nunca" frente a una sociedad "individualista" donde la convivencia en los núcleos urbanos "se hace a veces difícil". "El Govern tiene una clara vocación social obligado a compensar un entorno como este", proclamó Montilla.

Del mismo modo, Montilla valoró el plan de apoyo al tercer sector aprobado esta misma semana por parte del Consell Executiu, y dijo que "el Govern no dejará de invertir los recursos necesarios" para cumplir con los objetivos que se han marcado en este documento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios