Moratinos defiende el diálogo con Cuba como motor de las libertades

  • Exteriores reclama a una representación oficial de La Habana un tratamiento humanitario para los presos disidentes que padecen problemas de salud

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó ayer que el diálogo con Cuba sobre la situación de los presos políticos y de la falta de libertades permite "consolidar la confianza y la promoción, y el respeto de los derechos humanos" en la isla.

Moratinos defendió el mecanismo de deliberación sobre derechos humanos entre España y Cuba que celebró ayer su cuarta reunión en Madrid desde que se instauró en abril de 2007, cuando el ministro visitó La Habana y abrió una nueva página en la relación bilateral.

En rueda de prensa en el Palacio de Viana, Moratinos afirmó que la política de diálogo de España hacia Cuba permite plantear "todas las cuestiones de interés, incluidas las relativas a derechos humanos". "La agenda fijada de común acuerdo nos va a permitir avanzar, consolidar la confianza y la promoción y el respeto de los derechos humanos y un mayor grado de entendimiento y cooperación en este ámbito", explicó.

Exteriores reclamó ayer al régimen castrista que tenga un trato humanitario hacia algunos disidentes con problemas de salud.

Uno de los disidentes cuya vida corre peligro es Orlando Zapata, que tuvo que abandonar el pasado martes la cárcel de Camagüey para ser ingresado en el hospital de reclusos de La Habana por los problemas físicos que le provocó la huelga de hambre que hizo durante 75 días. Zapata fue uno de los 75 opositores cubanos enjuiciados y encarcelados en la primavera de 2003 y condenados a penas de hasta 28 años de prisión, acusados por el Gobierno de la isla de estar a sueldo de Estados Unidos. A ese grupo pertenece también Ariel Sigler, quien se encuentra en silla de ruedas debido al deterioro de su salud durante su estancia en prisión.

La reunión vino precedida por un seminario hispano-cubano sobre derechos humanos celebrado el miércoles a puerta cerrada en el Palacio de Viana con la asistencia de las autoridades de la isla y de expertos jurídicos y representantes de ONG de ambos países.

Según Moratinos, este foro, inédito hasta ahora, tuvo un "buen desarrollo". No hubo ningún representante de la oposición cubana residente en España.

Estos encuentros coinciden con la presidencia española de la UE, en la que Moratinos se ha marcado como reto suavizar la política europea con el régimen castrista.

La actual posición común europea, vigente desde 1996, supedita el diálogo político a que haya avances en materia de democracia y libertades. Según el último informe de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que coordina el opositor Elizardo Sánchez, no hubo mejoras al respecto en 2009.

Aunque ha habido un ligero descenso en el número de presos políticos -de 205 a 201-, la previsión es que la situación en materia de derechos será "igual o peor" durante este año, añade el documento, que se divulgó en La Habana el pasado 19 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios