"Ofrezco un proyecto sólido, no improvisado"

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, admitió ayer que "es muy complicado tener al aparato federal enfrente, su influencia es muy importante", aunque se mostró convencido de que su proyecto "sólido" y de "no improvisación" es el que va ganar en las primarias frente a Trinidad Jiménez.

En una entrevista con Efe, en la que en todo momento eludió pronunciar críticas contra la dirección federal del PSOE o contra su rival en las primarias, Gómez dejó claro que no cree en "la improvisación sino en el trabajo serio" que él y su equipo vienen desarrollando desde 2007. En cualquier caso, el secretario general de los socialistas madrileños no tiene ninguna duda de que, "gane el que gane las primarias, va a tener a todo el partido detrás".

Después de tres semanas de polémica, Gómez interpreta el acuerdo para celebrar primarias como una "victoria histórica de los militantes" y un "gran éxito", frente a la "solución personal más fácil", que era apartarse. Un acuerdo que hizo posible, a su juicio, la "generosidad de Zapatero" y que es "un acto de justicia y de democracia" que venían exigiendo los socialistas madrileños.

Como es su costumbre, se negó a desvelar cómo se desarrolló la entrevista con Zapatero el pasado sábado pero aseguró que la relación personal entre ambos es "extraordinaria siempre" y que "hay feeling personal, siempre lo ha habido y lo seguirá habiendo pase lo que pase".

Frente a las críticas que ha recibido de algunos sectores de su partido por no ceder a los deseos del secretario general, Gómez se mostró contundente en declaraciones a RNE: "Yo estoy en política porque creo en proyectos, creo en ideas, porque creo en valores, porque un día tuve un sueño en una ciudad y fui alcalde de esa ciudad (la localidad madrileña de Parla) y junto a los ciudadanos construimos ese sueño en una realidad, al menos en una parte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios