Los peritos declaran que Orange Market pagó facturas de Camps y Costa en Milano

  • Dos policías nacionales aseguran que las cantidades entregadas en especies y metálico a cargos públicos buscaban obtener contratos para las empresas de Correa.

Los peritos que han declarado este lunes en el juicio contra el ex presidente de la Generalitat Francisco Camps y el ex secretario general del PPCV Ricardo Costa han asegurado que la filial valenciana de la trama Gürtel, Orange Market, abonó con dos talones facturas a nombre de los acusados. En la decimonovena jornada del juicio por un supuesto delito de cohecho han declarado como peritos el director de Auditoría de Cortefiel, empresa que era propietaria de la cadena de tiendas Milano, y dos inspectores de la Unidad de Delincuencia de Delitos Económicos y Fiscales (Udef).

El auditor de Cortefiel, Luis Fandilla, ha declarado que en septiembre de 2006 Orange Market abonó con dos talones un total de dieciséis ventas de la tienda Milano, de las cuales el testigo ha asegurado que tres se corresponden con recibos a nombre de Camps y Costa. Además, ha afirmado que los recibos correspondientes al ex jefe del Consell, en uno de los cuales no está claro si figura el nombre de Camps o Campo, se corresponden con facturas de la empresa de sastrería Sastgor, que confeccionaba las prendas, y en las que sí figuraba de forma clara el nombre de Francisco Camps.

Sin embargo, en el caso del recibo de Costa no existe una correlación con una factura de la sastrería que debería haber confeccionado las prendas, una información que debería haber estado en la tienda de Milano donde se encargaron, donde el auditor ha explicado que no se encontraron. Fandilla también ha declarado que otro de los recibos a nombre de Francisco Camps con un importe de 3.300 euros se saldó en efectivo en dos partes, una el 23 de enero de 2007 y otra cuatro días más tarde. El abogado defensor de Camps ha señalado a este respecto que el primer pago de esos 3.300 euros se realizó "solo un minuto después" de que se realizara el abono de otro recibo de 679 euros en el que figuraba, esta vez con claridad, el nombre de Campos.

Por otra parte, el testigo-perito ha afirmado que no tiene "datos concretos" para saber quién ha pagado una prenda que aparece encargada por Camps, como no los tiene "de ningún cliente que pague en efectivo". Los dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía han declarado también en calidad de testigos-peritos por ser los encargados de investigar las cuentas de Orange Market, así como toda la documentación proporcionada al respecto por las tiendas Milano y Forever Young.

Los inspectores analizaron también los listados de Orange Market en los que figuraban nombres de cargos públicos valencianos, como Camps y Costa, asociados a cantidades de dinero y prendas de vestir. Del resultado de sus investigaciones, han afirmado, concluyeron que esa lista estaba relacionada con los pagos realizados por la mercantil valenciana en las tiendas Milano y Forever Young. Además, han asegurado que esas cantidades supuestamente entregadas en especies y en metálico a cargos públicos estaba vinculada "a la obtención de contratos o negocios para las empresas de Francisco Correa", algo que "se fue confirmando" según se analizaba la caja B.

En la Comunidad Valenciana "los patrones de trabajo eran iguales", han declarado los agentes, quienes han explicado que se trataba de captar negocio "derivado de contratos con la administración pública y con formaciones políticas". Los agentes también fueron los encargados de tomar declaración en tres ocasiones al sastre José Tomás, pero solo incluyeron la última declaración en su informe. El abogado de Camps ha señalado que fue en las dos primeras declaraciones en las que el sastre afirmó que Camps había pagado en efectivo determinadas prendas. Para la tercera declaración, ha destacado el letrado, fue Tomás quien se puso en contacto con la Policía, y se produjo poco después de que éste fuera despedido de la tienda Forever Young.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios