Ordenar el caladero español y la reforma europea, retos pesqueros de Gobierno

  • Arias Cañete ha anunciado que este mes podrían recibir las ayudas prometidas los pescadores andaluces y canarios que han dejado de faenar en Marruecos por el cese del convenio pesquero.

La reforma de la Política Pesquera Común (PPC), la ordenación del caladero nacional y la renovación de acuerdos como el de Marruecos destacan entre las propuestas principales en materia de pesca presentadas por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Arias Cañete ha insistido ante la comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de Diputados en que la PPC es el desafío más importante para el futuro de la pesca y de la acuicultura. Por otra parte, ha anunciado que este mes podrían recibir las ayudas prometidas los pescadores andaluces y canarios que han dejado de faenar en Marruecos por el cese del convenio pesquero.

El Gobierno, ha señalado, mantiene la posición de rechazo a las propuestas de Bruselas sobre la PPC, encaminadas a la protección de los caladeros y a la reducción de la flota. España defenderá en esta negociación europea que la reducción de descartes (capturas no deseadas de peces que después, muertos, son arrojados al mar) que pretende la Comisión Europea esté vinculada al establecimiento de "posibilidades de pesca nacionales", adaptadas a la composición de capturas de cada caladero.

También reivindicará que los objetivos de la CE no impliquen el "sacrificio" de las flotas. En ese sentido, ha mostrado su preocupación por el proyecto de la CE de conseguir que en 2015 haya un índice de "rendimiento máximo sostenible" de existencias en el mar.

Cañete solicitará que no se supriman las ayudas con un componente social como la financiación de paradas temporales y la retirada definitiva. El ministro también ha opinado sobre otro aspecto de la reforma, el mercado de transferencia de cuotas entre las flotas de un país que, a su juicio, es idóneo para los buques de altura, pero no tanto para la flota artesanal, pues en este caso entraña el riesgo de "desequilibrios" en zonas altamente dependientes de la pesca.

Bruselas propone ese tipo de traspasos para los barcos de más de 12 metros de eslora. En el ámbito nacional, Cañete ha confirmado que retomará los trabajos para la creación del "segundo registro", que permitirá conceder ayudas estatales (autorizadas por Bruselas) a los atuneros que faenan en aguas lejanas.

El ministro ha abogado por una visión "estratégica" de la pesca y de la acuicultura y por una ordenación definitiva del caladero nacional con especificidades para cada especie y caladero, para aprovechar los recursos, promoviendo la "autorregulación" del sector. Por otra parte, Cañete ha anunciado una reestructuración del organigrama de la Secretaría general de Pesca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios