PNV y CIU se desmarcan del acoso a Rubalcaba

  • Sáenz de Santamaría afirma sobre las actas de los terroristas que "no se puede tapar el pasado".

El PNV no apoyará al PP para que el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, explique en el Congreso el chivatazo a ETA y las actas que la banda levantó de sus reuniones con el Ejecutivo durante 2006 porque cree que no tiene la "más mínima" credibilidad en sus intenciones y se trata de "meras salvas preelectorales".

Unas actas que siguen enfrentando a PP y PSOE. Así, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, afirmó ayer que lo que está haciendo el PP con esas actas es poner al "Gobierno en el banquillo" con la banda "como testigo", una actitud que calificó de "infame".

En opinión de Jáuregui, esta actitud de los populares "no corresponde a la lealtad ni a la esperanza de los tiempos en que vivimos".

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, instó por su parte al PP a demostrar su lealtad al pacto contra el terrorismo dejando de hacerse eco de la "bazofia de ETA" en el Congreso.

A su vez , la portavoz parlamentaria del Grupo Popular en la Cámara Baja, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró ayer que el apoyo de su formación al Gobierno en política antiterrorista es "leal y legal", pero advirtió que lo que no se puede hacer es "tapar lo que pasó en el pasado". "Nuestro apoyo al Pacto Antiterrorista es un apoyo leal y legal", explicó cuando se le preguntó si ese acuerdo estaba en riesgo a raíz de las actas de negociación entre el Gobierno y ETA que se han publicado estos días en los medios de comunicación. La portavoz del Grupo Popular explicó que ese respaldo es "leal" , pero subrayó que el Estado de Derecho "está por encima de todo". "Somos socios en este pacto, pero lo que no podemos hacer es tapar lo que pasó en el pasado, precisamente en un pasado en el que algunos abandonaron el Pacto Antiterrorista", insistió.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, aseguró por su parte sentir "vergüenza ajena" al ver en el Congreso al PP utilizando la política antiterrorista para erosionar al Gobierno socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios