PNV y PP rompen el hielo con un tibio acercamiento en "asuntos cotidianos"

  • Basagoiti y Urkullu constatan cierta sintonía ante la crisis y el AVE vasco pero sus diferencias ante ETA siguen insalvables

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, recibió ayer en la sede central del PNV en Bilbao al líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, para celebrar su primer encuentro oficial desde que éste último tomó las riendas de los populares vascos en sustitución de María San Gil. Un encuentro que ambos dirigentes calificaron como un "paso necesario" para normalizar relaciones y en el que, si bien se mostraron cercanos en "asuntos cotidianos" como las medidas para paliar la crisis o su apoyo al AVE vasco, no consiguieron ningún acercamiento en temas como "la independencia, el Plan Ibarretxe o las negociaciones con ETA".

Basagoiti vistió la sede del PNV dentro de la ronda de contactos que inició hace un mes con su reunión con el líder del PSE, Patxi López. Un encuentro que inicialmente estaba previsto para el 22 de septiembre, pero que tuvo que ser suspendido debido al atentado de ETA en Santoña (Cantabria) que costó la vida al militar Luis Conde.

En este encuentro, Urkullu y Basagoiti analizaron la situación actual del País Vasco y mostraron su disposición a desarrollar nuevas reuniones para, según explicó el dirigente popular, "trabajar para intentar hacer una formulación concreta" junto a otros partidos en materias como el apoyo a la Y vasca o las medidas para paliar la crisis económica.

Temas cotidianos en los que sí hay un entendimiento que no existe en aspectos como ETA o el plan soberanista de Ibarretxe. Así lo aseguró el presidente del PP vasco que, en declaraciones a los medios de comunicación, señaló que el encuentro se había desarrollado "dentro de la normalidad de dos dirigentes de partidos políticos que quieren tener una relación normal dentro de la Comunidad Autónoma Vasca, un territorio plural en el que hay gente que piensa de una manera y que piensa de otra manera y tiene relaciones normales". En este sentido, Basagoiti insistió en que con el PP "se puede contar para hablar de la economía, del futuro de Euskadi, del país", pero no para "el rollo ese de la independencia, de los Planes de Ibarretxe o las negociaciones con ETA".

Urkullu no quiso hacer declaraciones y el PNV se limitó a emitir un comunicado en el que destacó que "a pesar de las diferencias ideológicas y de posicionamiento político" entre ambas formaciones, el diálogo es "la única manera de afrontar los problemas que tiene planteados esta sociedad". Por ello, el PNV mostró su disposición a futuras reuniones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios