El PNV, en la manifestación contra la detención de la nueva cúpula de Batasuna

  • Egibar dice que su formación ha participado en la multitudinaria protesta porque "se reconocen" en el lema "En favor de la libertad. Todos los derechos para todas las personas".

Miles de personas se manifestaron por las calles de San Sebastián en respuesta a la convocatoria de ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU para protestar por las detenciones practicadas en la operación del pasado 13 de octubre contra la supuesta nueva dirección de Batasuna. Entre los asistentes a la marcha, varios líderes de la izquierda abertzales así como dirigentes del PNV, una asistencia que ha generado numerosas críticas. A estos comentarios contestaba el presidente del partido nacionalista en Vizcaya, Andoni Ortuzar, quien señaló que si el PNV acude es porque "se reconocen" en el lema de esta marcha.

Los manifestantes partieron pasadas las cinco de la tarde del túnel de Ondarreta en la capital guipuzcoana, tras una pancarta portada por los secretarios generales de las centrales convocantes, en un ambiente soleado aunque marcado por las bajas temperaturas, coreando consignas en las que se pedía la libertad para los detenidos. Entre la multitud, miembros de la izquierda abertzale como el histórico Rufi Etxeberria --detenido en el operativo y puesto en libertad tras comparecer ante el juez Baltasar Garzón--, Tasio Erkizia o Jone Goirizelaia, además de representantes de ese entorno en las instituciones municipales, como la todavía alcaldesa de Hernani Marian Beitialarrangoitia, secundaron la convocatoria.

También dirigentes de otras fuerzas políticas nacionalistas --PNV, EA o Aralar-- e integrantes de organizaciones sociales y sindicales se han adherido a la marcha, que discurrió bajo el lema "Askatasunaren alde. Eskubide guztiak guztiontzat" ('En favor de la libertad. Todos los derechos para todas las personas').

"Razzias policiales"

Minutos antes de iniciarse la marcha, el histórico dirigente de la izquierda abertzale Tasio Erkizia aseguró que la presencia de "la mayoría social y política" de Euskadi en la manifestación demuestra que hay una oposición mayoritaria en la sociedad vasca a "las razzias policiales" y su apuesta "clara" por "soluciones democráticas". Además, recordó que "existe un pueblo, Euskal Herria" con unos derechos "sociales y políticos" que el Estado "debe de respetar". "La palabra es del pueblo y, por lo tanto, demos al pueblo lo que es suyo, que es la palabra, la libertad de expresión y de manifestación así como de organizarse".

Erkizia calificó de "muy positiva" la presencia de representantes del PNV en la protesta, "demostración" de que "hay una mayoría social y política en este pueblo que apuesta claramente por soluciones democráticas".

 Sin embargo la asistencia a la marcha de miembros del partido nacionalista ha generado numerosas críticas. Ante los comentarios, el presidente de esta formación en Vizcaya, Andoni Ortuzar, aseguró que los jeltzales participan porque se reconocen en su lema, y explicó que se están poniendo "en peligro" algunos derechos en Euskadi. En este sentido, agregó que tras este derecho se deben respetar "otros", sobre los que advirtió que aprecian "con preocupación que se están restringiendo, que se están poniendo en peligro en Euskadi", como es el caso, a su entender, del derecho a la reunión o el derecho a defender por las vías políticas y democráticas cualquier ideología política.

Entre los presentes estaba también el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar. El dirigente nacionalista defendió que su presencia en la manifestación se debe a que "quienes quieren construir un futuro en paz desde la palabra y el respeto a los derechos humanos" merecen "la adhesión y el apoyo" del PNV. EA Y ARALAR

Por su parte, el secretario general de EA, Peio Urizar, aseguró que sería necesario ir "más allá" del consenso logrado en la marcha y lograr "un acuerdo de mínimos" entre partidos, sindicatos y colectivos nacionalistas. El responsable de EA indicó que "hay que felicitar a la sociedad vasca" por esta manifestación, fruto del "compromiso" de partidos, sindicatos y diferentes organizaciones. A su entender, la operación contra la supuesta nueva cúpula de Batasuna obedeció a un intento de "entorpecer un proceso político para la solución del conflicto vasco por vías democráticas y políticas".

También acudió a la manifestación el parlamentario de Aralar Mikel Basabe, quien apostó con motivo de la marcha en protesta por las últimas detenciones de dirigentes de la izquierda abertzale, por "dar paso a las vías políticas con más fuerza que nunca". Basabe mostró su "solidaridad" con los encarcelados. "A la política no se le pueden cerrar las puertas, siempre las debe tener abiertas. Hoy, con más fuerza que nunca, hay que dar el paso a las vías políticas", concluyó.

LAB hace una valoración positiva

Por su parte, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, aseguró que la marcha convocada por su sindicato y otras centrales nacionalistas supone "un paso a un proceso que tiene que encarrilar las soluciones democráticas que necesita este país". Según aseguró, los manifestantes pretenden "decir que la represión no va a parar a un pueblo que quiere ser dueño de su futuro, a un pueblo que demanda y necesita soluciones democráticas, a un pueblo que no está dispuesto a ser pasivo ante una realidad que queremos superar".

De igual forma, dijo que los sindicatos convocantes de la manifestación están "contentos" por haber sido capaces de, "por encima de sus diferencias, haber hecho una oferta para que la gente responda a la última agresión". "Estamos contentos porque, gracias al impulso de miles y miles de ciudadanos, se va a dar hoy en las calles de Donosti un nuevo paso a un proceso que tiene que encarrilar las soluciones democráticas que necesita este país", agregó.

Por último, añadió que, además de la valoración "positiva" de la jornada de hoy, hay que conceder también importancia a lo que "esta movilización debe abrir en las próximas semanas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios