El PP dará por roto el pacto con UPN si se abstiene al votar los PGE

  • Miguel Sanz niega "haber traicionado" la alianza y Rajoy insiste en que recapacite

Tambores de guerra sin atisbos de tregua. El Comité Ejecutivo Nacional del PP aprobó ayer por unanimidad una resolución en la que advierte a Unión del Pueblo Navarro que si no apoya la enmienda a la totalidad que el Grupo Popular presentará al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) provocará la "ruptura unilateral" del acuerdo que mantienen ambas formaciones desde hace 17 años.

El propio presidente del PP, Mariano Rajoy, compareció en la sede nacional de los populares para anunciar el órdago dos días después de que el Consejo Político de UPN aprobara por mayoría la abstención de sus dos parlamentarios respecto a los Presupuestos, cuya votación está prevista para el día 23 de octubre.

"Hemos cumplido siempre escrupulosamente el acuerdo, que yo quiero seguir manteniendo", afirmó Rajoy, si bien admitió que ello es inviable si cada vez que hay una votación la formación regionalista tiene que decidir el sentido de su voto. El líder de los populares indicó que tiene "voluntad de llegar a un acuerdo" en este asunto con su socio navarro, dado que, según dijo, la inmensa mayoría de las personas que votaron al PP en las últimas elecciones "vería bien que se mantuviera el acuerdo y que ambas partes lo cumpliesen escrupulosamente". Por eso, indicó que su formación ha solicitado a UPN "una reflexión" al respecto porque "es un tema importante" que preocupa "a todos".

Sin embargo, el presidente navarro, Miguel Sanz, considera que la abstención tiene cabida en el pacto entre PP-UPN. "Nadie puede decir que Miguel Sanz ha traicionado al PP porque es falso", afirmó por la mañana desde Pamplona, al tiempo que negó también haber recibido presiones desde las filas socialistas, cuya neutralidad les permite gobernar en la comunidad foral.

En la resolución aprobada por la cúpula del partido, el PP considera que la sociedad española le demanda, "ahora más que nunca", presentar una enmienda a la totalidad a los PGE, porque "lejos de ofrecer soluciones a la grave crisis", "sólo servirán para agravar los problemas económicos que ya sufren las familias españolas". Ésta es la causa que le empuja a considerar de "extrema gravedad que UPN se desvincule del PP en un asunto tan esencial para España y Navarra".

En este sentido, señala que la abstención de UPN "pone en serio peligro la extraordinaria y fructífera colaboración" de los dos partidos, una relación que, según destaca, "ha sido buena para España y para Navarra".

Además, sostiene que el PP "ha cumplido escrupulosamente" con el espíritu y la letra de los acuerdos suscritos con UPN en 1991 y, de hecho, recuerda que el punto 1 de ese acuerdo dice que "la presencia del PP en Navarra está garantizada en la acción política y electoral de UPN y, en consecuencia, aquel renuncia a mantener en Navarra su propia organización regional y local".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios